ambunort es una empresa de servicios sanitarios; gestión y transporte sanitario en el norte de córdoba, sitio web www.ambunort.com Curiosidades – Ambunort, S.L.

Category Archives: Curiosidades

Deporte bajo el sol, peligro veraniego

Sol, playa, vacaciones…Todo puede parecer idílico en verano, pero siempre tendremos las altas temperaturas detrás de cada acción. Y cuando se hace deporte, más aún. Aquí tienes pautas especializadas para disfrutar del ejercicio sin sufrir las consecuencias de las olas de calor y sus golpes traicioneros

 

th_73d9f63cbf68d5d7391d41bb4dcbecbf_Antonio-Lacerda-4

Los meses de verano nos incitan a la relajación y a dejar la mente en blanco, aunque también seguimos con la idea del culto al cuerpo. Y, para ello, hacer deporte es la mejor solución. Pero, ¿a qué riesgos nos exponemos cuando practicamos ejercicio bajo el sol en esta época del año?

Guía para el deportista en verano (por el doctor Luis Franco)

Además de la elevación de los termómetros, debemos tener en cuenta el grado de humedad relativa, ya que condiciona nuestra capacidad para mantener una adecuada temperatura interna y aumenta la deshidratación. Asimismo, la piel ha de estar bien protegida de los rayos solares a la hora de salir a correr o de cualquier tipo de actividad deportiva.

El ambiente caluroso exige ponerse en marcha cargados de pautas para evitar riesgos innecesarios que perjudiquen la salud:

  • Realizar ejercicio físico fuera de las horas centrales del día, es decir, a primera hora de la mañana o a última de la tarde. “Es muy importante aprovechar los momentos y ambientes más frescos del día”.
  • Estar bien hidratado día a día y antes, durante y después de la realización del ejercicio. “Si la actividad dura menos de una hora, con tomar agua fresca (unos 125 cc cada 15-20 minutos) es suficiente. En cambio, si se extiende más de 60 minutos, habrá que ingerir bebidas deportivas o isotónicas (500 cc unos 60 minutos antes de iniciar el ejercicio y entre 100-125 cc cada cuarto de hora durante la práctica del mismo)”, afirma el doctor Franco.
  • Evitar, en la medida de lo posible, la exposición directa al sol. Además, la ropa clara evita sufrir más el poder del calor, así como es preferible usar aquella que permita una adecuada transpiración. “Usar ropa deportiva y proteger la cabeza con gorras o sombreros”, aconseja el especialista.
  • Proteger la piel con crema solar. “La radiación causa irritación y quemaduras en la piel e incrementa de forma notable el riesgo de padecer cáncer de piel, es decir, el temido melanoma”.

Riesgos ante las olas de calor

En los casos leves de patología provocada por calor se pueden producir calambres musculares, cansancio, desmayos y, en los de mayor importancia, fatiga más profunda. “Los golpes de calor son cuadros que se producen por no poder controlar la temperatura interna de nuestro cuerpo y ponen en peligro la vida de la persona que la padece”, apunta el médico.

¿Y qué pasa con los más mayores y los más pequeños? “Los niños y las personas de edad avanzada deben tener un cuidado especial, pues su capacidad para el control de la temperatura  interna está alterada por la edad. Extremar las precauciones y, evidentemente, en olas de calor, no es recomendable realizar deportes que conlleven grandes esfuerzos”, subraya Luis Franco.

Como pez en el agua

Los grandes esfuerzos no son aconsejables para esta época del año, así que el agua se convierte en el medio más recurrente para la práctica deportiva. La natación y el aquafit son dos ejemplos.

En primer lugar, la natación es un excelente ejercicio y deporte que mejora la resistencia aeróbica y el tono muscular.

“Como todo deporte, hay que adaptarlo a la persona y tiene sus limitaciones, por lo que, en personas con problemas lumbares se deberá evitar los estilos braza y mariposa; y, en personas con lesiones de hombro, probablemente se contraindicará la natación y será mejor realizar otros ejercicios”, aclara.

Por otro lado, el “aquafit” es una práctica en la que se combina la gimnasia con una serie de ejercicios de resistencia.

“Este tipo de ejercicio acuático es muy bueno, incluso para personas con enfermedades importantes, tanto de aparato locomotor como artrosis, así como para aquellos en rehabilitación de lesiones y accidentes, pacientes que han salido de una cirugía, fibromialgia o enfermedades cardíacas. Sin embargo, siempre es mejor consultarlo antes con el médico”, añade.

 

Con sentido común, el verano es una buena época para la práctica de actividades deportivas, siempre adaptadas a las características individuales  de  cada persona según su edad, sexo, peso, nivel de condición física,  enfermedades que presente o la medicación que tome.


Noticia-142841-primeros-auxilios-botiquin

EL BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS

 

Noticia-142841-primeros-auxilios-botiquin

 

En todas las casas y lugares de trabajo debe existir un botiquín bien equipado para hacer frente a las emergencias que se puedan presentar. Por eso desde Ambunort hoy os dejamos este post para que tengáis unas buenas nociones de lo que hay que tener en cuenta para tener un botiquín adecuado en vuestra casa.

– Es importante que sea lo más completo posible y que esté en un lugar fresco y seco, de fácil acceso a los adultos pero fuera del alcance de los niños.

– Servirá para hacer frente a los accidentes domésticos y dolencias más comunes.

– Debemos tener en cuenta los efectos secundarios de toda medicación y administrarla teniendo en cuenta cada caso.

– Es recomendable revisarlo cada 6 meses para retirar los medicamentos caducados y reponer lo que falte.

– Todo el material debe estar limpio y los medicamentos deben conservarse en su envase original y con su prospecto.

– En las casas donde alguno de sus miembros tenga una dolencia específica, deberán existir los medicamentos adecuados para el tratamiento de esa dolencia, así como los medicamentos necesarios para hacer frente a una posible emergencia por descompensación de la enfermedad (asma, diabetes, alergias, etc.)

Antisépticos
Permiten desinfectar una posible herida.

– Frasco de alcohol de 90 grados
– Povidona yodada
– Clorhexidina
– Suero fisiológico
– Un jabón desinfectante

Material de cura

Se utiliza para limpiar, cubrir heridas o quemaduras, o para controlar hemorragias.

– Compresas de gasa esterilizada, en paquetes individuales
– Vendas de gasa esterilizada, en rollo de 5 cm. de ancho
– Caja de tiritas
– Rollo de esparadrapo
– Paquete de algodón hidrófilo (no colocar nunca directamente sobre la herida)
– Esparadrapo quirúrgico (tiritas para cerrar heriditas)

Otro Material

Sirve para medir la fiebre, ver y sacar astillas, aguijones, cristales, etc., cortar vendas y esparadrapo, manejar heridas, etc.

– Termómetro
– Pinzas
– Tijeras
– Guantes
– Lupa
– Linterna

Medicamentos

Deberán ser manejados con cuidado, sabiendo bien sus aplicaciones y sus contraindicaciones en cada caso.

Para el dolor: analgésicos (paracetamol, ibuprofeno, ácido acetil salicílico).

Para las alergias: antihistamínicos. Para alergias graves: jeringa precargada con medio cm3 de adrenalina para inyección subcutánea.

Para diarreas: suero oral, para evitar la deshidratación.

Para quemaduras: pomada para las quemaduras.

Para las picaduras e irritaciones locales: crema con antihistaminicos para las picaduras e inflamaciones.

Para asma: nebulizador antiasmático.

Para acidez de estómago: antiácidos.

Para irritación ocular: solución de lavado ocular.

Consultar con el médico de cabecera

Para una confección más personalizada de nuestro botiquín, debemos pedir consejo a nuestro médico, sobre todo si hay alguna enfermedad previa en la familia.

Él nos ayudará a adaptar la medicación a estas circunstancias y completar el botiquín con elementos necesarios para hacer frente a una posible agudización o descompensación de la patología.

Un botiquín básico y completo nos permitirá ofrecer los primeros auxilios en caso de accidentes o dolencias comunes que se puedan presentar en nuestro medio.

Tras prestar los primeros auxilios, hemos de valorar si la dolencia necesita un tratamiento por un profesional y siempre debemos acudir a él en caso de duda.


original

10 consejos muy útiles para los viajes en carretera

 

original

 

 

En época de vacaciones, muchos emprendemos largos viajes a través de nuestras extensas carreteras, muchas veces sin saber conceptos básicos que nos pueden evitar más de algún dolor de cabeza. Por eso desde Ambunort os dejamos estos consejos para que hagáis vuestros viajes con seguridad.

1. Asegúrate del estado de tu vehículo

SIEMPRE antes de un viaje asegúrate de que los niveles de aceite, agua, líquido de frenos y en algunos casos de dirección, estén en sus niveles correctos.

Chequea el desgaste de los frenos y neumáticos, en esta época, se realizan revisiones completas por precios accesibles en la mayoría  de los talleres.

Chequea el estado de los manguitos de combustible, si están agrietadas, debes reemplazarlas, incluso, llevar un metro de este tipo de mangueras, es siempre recomendable, te puede sacar de más de algún apuro.

Asegúrate con tu mecánico del estado de todas las correas de tu motor, en cualquier momento éstas se rompen por desgaste o elementos ajenos.

2. Asegura tus neumáticos

Chequea constantemente la presión, que siempre debe ser la indicada por el fabricante, esto mantendrá una temperatura óptima en los neumáticos, además del correcto uso del combustible.

Es recomendable siempre llevar una botella con espuma para pinchazos, te pueden sacar de bastantes apuros.

Asegúrate del estado del neumático de repuesto, por estar escondido siempre lo olvidamos.

3. Revisa tus elementos de seguridad

Siempre asegura que la carga de tu extintor esté completa, recargarlo es barato y rápido  Asegúrate del estado de todas las luces, que tengas un botiquín para emergencias y los triángulos exigidos por Ley, si no los tienes, te puede costar una multa.

4. No cargues el techo del auto

Si no tienes alguna caja especialmente para ello, no es recomendable cargar elementos en el techo de tu vehículo, ya que cambia el perfil aerodinámico y te puede hacer gastar bastante más combustible en un largo viaje y si la carga es considerable, representa un riesgo, ya que eleva el centro de gravedad de tu vehículo, volviéndolo inestable.

5. Ahorra combustible

No viajes con las ventanas completamente abiertas, ya que representan un freno aerodinámico para el auto, si no tienes Aire Acondicionado, úsalas medianamente abiertas.

Deja siempre que el auto pierda velocidad en subida, generalmente son 10 o 15 km/h, y si es necesario, baja una marcha, en subida el consumo puede aumentar de manera muy considerable si apuras la marcha o insistes en mantener la velocidad.

6. Viaja a una velocidad promedio

El uso óptimo del combustible siempre es a 90 km/h, pero llegaremos bastante más tarde a cualquier destino. Pero, si estamos de vacaciones, ¿Cuál es el apuro? Mantén una velocidad promedio de 100 km/h si tu intención es ahorrar al máximo combustible, disfrutarás el paisaje y tendrás algún dinero extras para otros gastos.

7. Mantén una distancia segura

Nunca te acerques al auto que está justo delante de ti, mantén una distancia de unos 40 metros, que es lo que necesitas para frenar en caso de emergencia, además esto te facilita la visibilidad y saber con claridad qué está pasando más adelante.

8. Frenar bien

En caso de necesitar frenar de manera brusca o de emergencia, siempre tiende a hacerlo hacia la parte externa de la carretera, en caso de que alguien te golpee por la parte trasera, te impulsará hacia afuera y no contra otro vehículo.
Nunca frenes fuerte en curva, te dejará absolutamente sin dirección. Si necesitas frenar realmente fuerte, no frenes completamente a fondo, practica movimientos bombeando el pedal entre un 60% y 100% de su capacidad, practicar esto te puede significar salvar tu vida, ya que las ruedas no se deslizarán y el auto necesitará menos distancia para detenerse.

9. Controla el desgaste de tu vehículo

Si vas a viajar varios cientos de kilómetros, lleva siempre un litro de aceite para el motor contigo. Muchos motores modernos están preparados para consumir el aceite de manera gradual, por lo que es recomendable siempre llevar aceite para viajes largos, sobre todo si tu motor usa algún grosor poco común o aceite sintético que no se consigue en cualquier parte.

Controla el nivel del aceite siempre a medio camino entre el mínimo y el máximo, nunca sobre el máximo. También es bueno recordar que se debe tener agua destilada si no es el refrigerante correcto para tu auto. El agua no contiene otros elementos químicos, algunos refrigerantes originales reaccionan con otros de otras marcas o naturalezas, gelificándose y tapando completamente el motor.

10. Contrólate a ti mismo

Si vas a viajar de noche, lleva contigo agua a mano, ventana abierta y buena música, te mantendrá despierto. Si el viaje es de varias horas, lleva algunos plátanos, procura para al menos cada dos horas, esto prevendrá calambres que pueden ser desde incómodos hasta trágicos. Recuerda que siempre está primero disfrutar las vacaciones y no ir contra el tiempo.

Si tienes algún problema de sueño, lo mejor es que pares y descanses hasta que puedas continuar, recuerda dar paseos frecuentes, mantenerte hidratado y todo irá bien, Desde Ambunort os deseamos que si os marcháis de vacaciones en la segunda quincena tengáis un vieja agradable y ¡¡a disfrutar de las Vacaciones!!!


nina-mar-olas

Corte de digestión, ¿mito o realidad?

Siguiendo con las recomendaciones y a riesgos de ser pesados, no podíamos dejar pasar este tema y aunque sea el ultimo de estos post, no por ello será el menos importante.

nadar_corte_digestion

Todo el mundo se ha visto obligado a esperar dos horas eternas para volver a bañarse después de comer en la playa, normalmente debido a las amenazas de los padres con los temibles peligros de padecer un corte de digestión. Sin embargo, ¿qué es exactamente esta crisis que puede llevar incluso a una persona a ahogarse si la sufre durante un baño?

De los 359.000 casos de ahogamiento que según la Organización Mundial de la Salud se producen al año en el mundo no hay ninguno  directamente causado por un corte de digestión. Y es que el comúnmente llamado corte de digestión se refiere más bien a los síntomas digestivos que tienen lugar al producirse un choque térmico. “Cuando una persona se introduce en agua fría, muy rápidamente, en especial después de una comida copiosa, puede sufrir un mareo, náuseas o malestar”, aclara Irene Bretón, del área de nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Sin embargo, según los expertos la denominación de estos síntomas como corte de digestión es incorrecta, porque no se produce una interrupción de las funciones digestivas.

“El nombre correcto es síndrome por inmersión o hidrocución. Cuando el cuerpo entra en contacto con agua fría, se producen unos cambios en la presión arterial y en la frecuencia cardiaca, que dan lugar a síntomas como malestar general, náuseas o debilidad. La disminución de la presión arterial puede producir incluso pérdida de conocimiento o un infarto. Si la persona está en el agua, se puede ahogar”, expone la experta. El riesgo de padecer estos síntomas ante un cambio brusco de temperatura tras la ingesta de una comida es mayor en personas mayores o que toman alguna medicación, no tanto en los niños.

Por lo tanto, aunque puede que los padres exageren en sus precauciones ante los peligros de este síndrome, lo cierto es que, aunque esté incorrectamente denominado, los prejuicios que puede causar son una realidad.

¿Cómo prevenir un corte de digestión?

Según Irene Bretón, la medida más sencilla para prevenir los síntomas causados por los choques términos esevitar  bañarse o nadar en agua fría después de comer y, sobre todo, en caso de que existan factores de riesgo que puedan propiciar este cuadro, como comidas copiosas, temperaturas extremas o antecedentes médicos de riesgo.

Asimismo, es de gran importancia aprender a reconocer los síntomas de manera precoz, antes de que la caída de la tensión arterial tenga consecuencias graves. “Si una persona nota malestar o náuseas al entrar en el agua, es conveniente que salga y permanezca en reposo, mejor con las piernas en alto”, aconseja la especialista en endocrinología y nutrición. Además Bretón hace énfasis en la importancia de la ayuda sanitaria precoz, pues los casos graves requieren una intervención urgente con un protocolo específico.

 

Cómo evitar el mal llamado ‘corte de digestión’

nina-mar-olas

Cuando una persona se introduce en agua fría de forma rápida, sobre todo después de una comida abundante, puede sufrir mareos, náuseas y cierto malestar. En algunos casos, la disminución de la presión arterial produce incluso pérdida de conocimiento, que puede tener consecuencias fatales si la persona está dentro del agua. Este riesgo es real; sin embargo, el nombre que popularmente se ha dado a estos síntomas no es correcto. El mal denominado “corte de digestión” con el que los padres atemorizan a sus hijos cada verano es realidad un “síndrome por inmersión” o hidrocución, un síncope que no tiene nada que ver con la interrupción de las funciones digestivas pero que puede resultar igualmente muy peligroso. Estos son algunos consejos para evitarlo:

  • Procurar no bañarse después de comer. Como decían nuestro padres, es recomendable esperar entre 2 y 3 horas antes de entrar al agua y hacerlo de forma progresiva. Se aconseja además realizar comidas ligeras antes de sumergirse en la playa o en la piscina.
  • Es aconsejable mojarse antes de entrar al agua. Acostumbrar el cuerpo a la temperatura del agua es un proceso lento y progresivo. Si se siente mucho frío, hay que salir del agua inmediatamente.
  • Evitar nadar después de la ingesta de comida. Aunque el esfuerzo físico no interfiere en el funcionamiento del proceso digestivo, se ha descrito un reflejo gastrocoronario consistente en la constricción de las arterias que riegan el corazón al aumentar la presión en el interior del estómago. Si bien las personas sanas pueden nadar después de comer sin ningún peligro, es mejor guardar las precauciones debidas.
  • Tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Esta recomendación deben tenerla en cuenta en especial las personas mayores o con enfermedades cardiovasculares, ya que son más propensas a sufrir enfriamiento o hidrocución (parada cardiaca y respiratoria por inmersión en el agua fría).
  • Nadar en zonas vigiladas y con medidas de seguridad. Si se nada en la playa, es aconsejable hacerlo siempre en zonas vigiladas por socorristas y observar las banderas. La bandera roja significa playa cerrada a bañistas, la amarilla indica precaución y la verde, mar calma. Evita alejarte de la costa y nada siempre paralelamente a ella.

 

piscina-cortes-digestion-efe--644x362

 

El síncope de hidrocución o corte de digestión consiste en la pérdida súbita de conocimiento. Aunque los síntomas de este trastorno no suelen revestir gravedad, en algunos casos cabe la posibilidad de que el afectado sufra un shock, como le ocurrió a Óscar García Junyent, jugador del Enpanyol, en un partido contra el Numancia en enero de 2001. En un momento del encuentro, el futbolista cayó desplomado al suelo sin haber tenido contacto con ningún jugador. En estas situaciones, es de vital importancia una rápida actuación, toda vez que puede producirse una parada respiratoria al obstruir la lengua las vías respiratorias como consecuencia de la pérdida de consciencia.

“Los primeros auxilios han de ir encaminados a restablecer la vía aérea, siendo el tratamiento más adecuado la utilización de una cánula de tipo Mayo o tubo de Guedel, para posteriormente ventilar con un balón de oxígeno”, explicaba a África López, médico del Centro de Deportistas de Alto Rendimiento (CAR) tras aquel suceso. Esta cánula es un tubo de plástico en forma de ‘S’ que desplaza la lengua y permite que entre el aire insuflado con el balón. Esta técnica de auxilio, fue la utilizada por el doctor Salvador Oliveras, jefe de los servicios médicos del Espanyol y evitó la asfixia del jugador.

Una vez aplicadas estas medidas de urgencia, Óscar García fue trasladado en ambulancia al Hospital Clínico de Barcelona y recuperó la consciencia antes de llegar al centro. No obstante, en opinión de la experta, si el paciente no retoma la consciencia y no remite el shock, “se requiere la utilización de las técnicas de reanimación cardiopulmonar y sería aconsejable la intervención de una UVI móvil”.

“La causa más frecuente de este síncope suele ser una inmersión brusca en el agua o la realización de un ejercicio físico intenso”, afirmaba la experta. “Los deportistas con tendencia a una frecuencia cardíaca baja tienen más posibilidades de sufrir estos síncopes”, añade. Pero también las personas mayores o los pacientes sometidos a algún tipo de tratamiento.

En caso de sufrir un síncope de hidrocución, se corre el riesgo de asfixia toda vez que la lengua empuja la epiglotis y el esófago queda obstruido. De esta forma el aire no puede circular y se interrumpe la respiración. La parada respiratoria se puede evitar gracias a la aplicación de técnicas de primeros auxilios.

Existen tres técnicas para impedir que alguien se ahogue:

  • Tubo de Guedel: Se separa la lengua, se introduce el tubo de Guedel y se abren las vías respiratorias.
  • Abrir la mandíbula: En ocasiones es necesario abrir la mandíbula, e incluso romperla, para separar la lengua y hacer el boca a boca.
  • Separar la lengua con los dedos: En ocasiones sólo con separar la lengua con los dedos se puede salvar a una persona.

Esperamos que os sirvan estas recomendaciones y paséis un Verano agradable, un saludo desde Ambunort,

 


67683d1f-3e3b-4cb7-bb95-263a02c723ca

Diez consejos para la embarazada en verano

El verano avanza y con el nuestros consejos saludables, hoy va dedicado a las embarazadas, como sabemos el verano puede ser una época muy molesta para vosotras, por ello os damos estos diez consejos para que podáis disfrutar de un verano agradable.

67683d1f-3e3b-4cb7-bb95-263a02c723ca

En los meses de verano el calor excesivo suele provocar cansancio y desgano en la embarazada, especialmente en el último trimestre de gestación cuando el peso de la tripa se acentúa.

Para evitar que esto suceda y afrontar la época estival con energía y vitalidad, hay algunos recomendaciones que podéis seguir y que he reunido en diez consejos para la embarazada en verano.

1) Un desayuno energizante

Para comenzar bien el día, un desayuno completo es esencial. Debe incluir cereales, lácteos y fruta fresca de estación. Reforzar la primera comida del día es una buena medida para combatir el cansancio a lo largo de la jornada.

2) Hidrátate

Beber mucho líquido es fundamental para hidratar el cuerpo y evitar la retención de líquidos en el organismo. Al contrario de lo que se cree, beber con frecuencia, incluso antes de sentir sed, favorece la eliminación de toxinas del organismo y previene los edemas, además de aliviar el calor. Se recomienda consumir al menos dos litros de agua diarios.

3) Practica ejercicio moderado

El ejercicio es muy importante para mantenerse en forma y para cargarse de energía. Las caminatas, el yoga y sobretodo, la natación, son prácticas ideales en esta época del año. Aprovecha el agua fría de la piscina para aliviar las piernas cansadas y para hacer ejercicios en el agua.

verano

4) Descansa

Hemos dicho en varias ocasiones que el descanso debe ser una prioridad en la vida de la embarazada. El calor acentúa la sensación de fatiga, así que es momento de relajarse, mimarse y cuidarse, porque de ello depende la salud de nuestro bebé.Duerme mientras puedas, pon las piernas en alto y dedica unos minutos cada día al relax y la meditación.

5) Evita las comidas copiosas

El calor hace que disminuya el apetito y apetezcan más los menús frugales. Opta por alimentos fáciles de digerir y de alto valor nutritivo y energético. Evita comer demasiado por la noche para facilitar el descanso. Como reza el dicho “desayuna como una reina, come como una princesa y cena como una mendiga”.

6) Consume fruta

La fruta fresca es un gran aliado en la dieta de la embarazada. Además de ser refrescantes e hidratantes por su alto contenido en agua, las frutas aportan vitaminas y minerales esenciales. La mayoría de las frutas de estación como las cerezas, las fresas, el melocotón, el melón, la sandía, etc. quitan la sed y reponen sales minerales que el cuerpo elimina a través del sudor. El aporte de vitamina C de las frutas contribuye a una mejor absorción del hierro de los alimentos y al ser ricas en fibra ayudan a combatir el estreñimiento en el embarazo.

Puedes consumir las piezas enteras o bien consumirlas en ensaladas, batidos, gazpachos, helados, granizados o zumos.

7) Usa ropa ligera

Durante todo el embarazo hay que llevar ropa cómoda y un calzado adecuado, pero en el verano hay que extremar aún más esta precaución. Debes usar ropa fresca, de tejidos naturales, que no se adhiera al cuerpo y un calzado ni demasiado bajo ni demasiado alto para evitar dolor de espalda y en las piernas.

piscina

8) Refréscate

La sensación de calor aumenta durante el embarazo, y más en verano, así que la piscina, los refrescos, los helados, el aire acondicionado, los masajes con geles fríos… cualquier opción es buena para disminuir la temperatura corporal.

9) Cuida tu piel

Durante el embarazo los cambios hormonales provocan también alteraciones en la piel predisponiéndola a una mayor sensibilidad y a que aparezcan manchas oscuras, especialmente en rostro y cuello. No debes olvidar los cuidados de la piel, hidratarla a diario, evitar la exposición al sol en horas centrales del día y aplicar protector solar adecuado a tu tipo de piel, incluso aunque estés a la sombra.

10) Déjate mimar

Esto se aconseja durante todo el año, pero el verano es un momento ideal para distenderse con la pareja, disfrutar de la compañía mutua y planear la nueva vida junto al bebé.

 

Desde Ambunort os deseamos que disfrutéis del verano, pero siempre con salud.


descarga

Qué hacer frente a las picaduras de insectos y de medusas

descarga

 

Siguiendo con las recomendaciones para este verano, hoy os dejamos este post sobre picaduras de insectos y animales marinos, con consejos y tipos de picaduras.

LO QUE DEBES SABER…
  • En caso de picadura de insecto es conveniente limpiar bien la zona, aplicar hielo y una pomada con corticoides.
  • Conviene estar atentos por si se infecta o se presentan síntomas de alergia. Entonces hay que acudir al médico de inmediato.
  • La picadura de medusa ha de limpiarse con agua de mar, y aplicar una crema con corticoides por su poder anti-inflamatorio.

En las estaciones calurosas, primavera y verano son frecuentes las picaduras de insectos en el campo, sobretodo mosquitos, abejas y avispas, y las picaduras de medusas en el mar.

PICADURA DE INSECTOS

En la mayoría de las ocasiones las picaduras de insectos son leves y pueden ser tratadas con cualquier producto de farmacia preparado para las picaduras o incluso hielo; pero a veces, las picaduras de ciertos insectos, como la abeja o la avispa, pueden llegar a producir reacciones alérgicas a nivel local o generalizadas si existe una sensibilidad especial, llegando a requerir una atención médica urgente.

Bienestar. Qué hacer frente a las picaduras de insectos y de medusas
¿Qué síntomas producen las picaduras?

Los síntomas más frecuentes y que no implican una urgencia médica son los que aparecen a nivel local como dolor localizado, enrojecimiento e hinchazón de la zona, picor intenso y también se puede sentir quemazón, endurecimiento u hormigueo.

Les reacciones graves son raras y normalmente van ligadas a alergias a las abejas o avispas. Estas reacciones llamadas anafilácticas aparecen a los pocos minutos de la picadura y se caracterizan por un cuadro de picor generalizado, lagrimeo, secreción acuosa por la nariz, tos, sensación de “cuerpo extraño” en el cuello y pueden llegar incluso a dificultad para respirar y mareo. Estas reacciones alérgicas deben ser tratadas urgentemente.

Primeros auxilios en caso de picadura
  1. Extraer el aguijón raspando con una tarjeta; si se utilizan pinzas se ha de tener cuidado de no exprimir el saco de veneno en el caso de picaduras de abeja, ya que aumentaría la cantidad de veneno inyectado.
  2. Lavar bien la zona afectada con agua y jabón neutro.
  3. Aplicar hielo envolviendo en un pañuelo de tela durante 10 minutos.
  4. Aplicar una pomada con corticoides.
  5. Observar a la persona afectada durante algunas horas para detectar complicaciones inmediatas o una posible infección.
  6. Si la persona afectada presenta los síntomas de reacción anafiláctica descritos anteriormente, contactar con el servicio médico de la zona y trasladarlo al centro hospitalario más cercano urgentemente.

Si os desplazáis a la playa, debéis tener en cuenta las siguientes picaduras:

PICADURA DE MEDUSA

La picadura de medusa es, posiblemente, el accidente marino más frecuente que podemos observar a la playa. Debido a que son transparentes no son fácilmente detectadas o vistas hasta que se entra en directo contacto con ellas.

Bienestar. Qué hacer frente a las picaduras de insectos y de medusas
¿Qué síntomas producen las picaduras?

La picadura de una medusa se manifiesta por un dolor intenso, enrojecimiento y inflamación de la piel en la zona de la picada, donde se puede ver la forma y el trayecto de los tentáculos de la medusa.

Primeros auxilios en caso de picadura

El tratamiento de este tipo de lesiones se realiza habitualmente en el propio “puesto de socorros” o botiquines de la playa y consiste en:

  1. Lavar la zona lesionada con agua de mar o agua salada, vinagre o zumo de limón para eliminar les pequeñas vesículas de los tentáculos de la medusa.
  2. No fregar la zona ni lavarla con agua dulce, puesto que se romperían las vesículas y producirían más irritación y dolor.
  3. Una vez la zona está limpia de los restos de tentáculos, aplicar compresas de agua fría para aliviar el escozor y picor de la zona.
  4. Aplicar una crema tópica de corticoides que tienen un poder anti-inflamatorio muy potente.
  5. Raramente la persona afectada necesita atención médica especializada.

La mayoría de las picaduras de raya, pez escorpión o erizo de marocurren al pisar accidentalmente sin tener una protección adecuada. Las señales, pueden ser:

– Cambios en los sistemas cardiovascular, respiratorio, nervioso y urinario debido a las toxinas inoculadas

– Dolor intenso poco después de la picadura hasta hacerse insoportable para luego disminuir paulatinamente.

– Herida desgarrada y con bordes irregulares que sangra y se infecta con facilidad.

– La piel alrededor de la herida se decolora e inflama.

– En algunos casos puede ocasionar desmayos, náuseas, vómitos, calambres, convulsiones, dolor inguinal o axilar.

Si te ha picado cualquiera de estos animales marinos, actúa con rapidez.

Primero, según fuentes especializadas debes, echar agua salada fría en la zona de la lesión con el fin de remover el veneno y limpiar la herida y después en agua caliente para reducir el dolor y desactivar el veneno. «Si son fáciles de extraer, retira las espinas o púas lo antes posible», aconseja el organismo.

Hay que llamar al 112 o trasladar a la víctima a un centro de salud. Si ya ha sido vacunada, se recomienda la administración de la antitoxina tetánica o del toxoide tetánico de refuerzo.

Hay quienes pueden sufrir una reacción alérgica grave a dichas mordeduras y picaduras, lo que se conoce como «shock anafiláctico». En estos casos, la víctima requiere atención médica urgente».

como siempre desde Ambunort os deseamos un feliz y seguro verano!!!


19631

Quemaduras solares

 

 

 

 

 

Llega el verano, y en relacion con nuestro post anterior sobre el golpe de calos, queremos hablaros hoy de las quemaduras solares.

19631

Consideraciones

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más. Los posibles síntomas incluyen:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

Los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales. Sin embargo, el daño a las células de la piel con frecuencia es permanente, lo cual puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel. Cuando la piel empieza a ponerse dolorosa y roja, el daño está hecho. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas posteriores a la exposición al sol.

Causas

quemadura solar (2)

La quemadura solar se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad de la melanina para proteger la piel. La melanina es la coloración (pigmento) que protege la piel. Una quemadura solar en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición al sol del mediodía, en tanto que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición por horas.

Tenga en cuenta que:

  • No hay tal cosa del “bronceado saludable”. La exposición al sol sin protección causa envejecimiento prematuro y cáncer de piel.
  • La exposición al sol puede causar quemaduras de primero y segundo grados.
  • El cáncer de piel por lo regular aparece en la adultez. Pero es causado por la exposición al sol y quemaduras solares que empezaron temprano en la niñez.

Factores que hacen más probable la quemadura solar:

  • Los bebés y niños son especialmente sensibles a los efectos quemantes del sol.
  • Las personas de piel clara tienen mayor probabilidad de sufrir una quemadura solar. Pero incluso la piel oscura y negra se puede quemar y debe protegerse.
  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los rayos del sol también son más fuertes en las grandes altitudes y latitudes bajas (más cerca de los trópicos). El reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los rayos solares que causan quemaduras.
  • Las lámparas de sol pueden causar una quemadura solar grave.
  • Algunas medicinas (tales como el antibiótico doxiciclina) pueden hacer que usted sea más susceptible a las quemaduras solares.
  • Algunas afecciones, como el lupus, pueden hacerlo más sensible al sol.

Cuidados en el hogar

Si usted sufre una quemadura solar:

  • Tome un baño o una ducha fría o coloque trapos frescos y húmedos sobre la quemadura.
  • NO utilice productos que contengan benzocaína o lidocaína. Estos pueden causar alergias en algunas personas y empeorar la quemadura.
  • Si se presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. NO use mantequilla, vaselina (Vaseline) ni otros productos a base de aceite. Estos pueden bloquear los poros de manera que el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección. NO toque ni arranque la capa superior de las ampollas.
  • Las cremas con vitamina C y E pueden ayudar a limitar el daño a las células de la piel.
  • Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o paracetamol, ayudan a aliviar el dolor causado por la quemadura. NO les dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.
  • Las cremas de cortisona pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Se debe usar ropa holgada y de algodón.
  • Beba mucha agua.

Las maneras de prevenir las quemaduras solares incluyen:

  • Utilice un protector solar de espectro amplio con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o superior. Los protectores solares de espectro amplio protegen tanto de rayos UVB como de rayos UVA.
  • Aplique una cantidad abundante de protector solar para cubrir por completo la piel expuesta. Aplíquelo nuevamente cada 2 horas o con la frecuencia que indique la etiqueta.
  • Aplique protector solar luego de nadar o sudar e incluso en días nublados.
  • Utilice un protector labial que proteja del sol.
  • Utilice un sombrero y otras prendas que lo protejan. La ropa de colores claros es más eficiente para reflejar el sol.
  • Aléjese del sol durante las horas en las que los rayos solares son más intensos, entre las 10 a.m. y las 4 p.m.
  • Utilice gafas de sol con protección de rayos UV.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a un proveedor de atención médica de inmediato si presenta fiebre con la quemadura de sol. Igualmente llame si hay signos de shock, insolación, deshidratación u otras reacciones serias. Estos signos incluyen:

  • Sentir desmayo o mareo
  • Pulso rápido o respiración acelerada
  • Sed extrema, ausencia de gasto urinario u ojos hundidos
  • Piel pálida, pegajosa o fría
  • Náuseas, fiebre, escalofrío o erupción cutánea
  • Ojos que duelen y son sensibles a la luz
  • Ampollas dolorosas e intensas

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor de atención llevará a cabo un examen físico y examinará la piel. A usted se le pueden hacer preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas actuales, incluso:

  • ¿Cuándo ocurrió la quemadura solar?
  • ¿Qué tan a menudo presenta quemaduras solares?
  • ¿Tiene ampollas?
  • ¿Qué proporción del cuerpo sufrió quemaduras de sol?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Usa bloqueador o protector solar? ¿De qué tipo? ¿Qué tan alto?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Nombres alternativos

Quemadura por el sol; Eritema solar

Recuerde tener cuidado con el sol y protegerse, desde Ambunort estamos abiertos a cualquier consulta, la que puede hacernos en nuestra pagina web o en nuestra pagina de Facebook 

Referencias

Krakowski AC, Kaplan LA. Exposure to radiation from the sun. In: Auerbach PS, ed. Wilderness Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap. 14.

Lim HW, Hawk JLM. Photodermatologic disorders. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, eds.Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 87.


Termometro-grados-centro-Cordoba_ECDIMA20140603_0012_17

Cómo evitar los golpes de calor

La subida de los termómetros obliga a ser precavidos, sobre todo con los grupos de riesgo. El golpe de calor amenaza principalmente a las personas mayores, los niños y los enfermos crónicos. Conozca siete consejos para evitar sustos en los próximos meses de verano con las altas temperaturas.

Termometro-grados-centro-Cordoba_ECDIMA20140603_0012_17

Un golpe de calor es el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol (insolación clásica) o por realizar ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación) al punto que el organismo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento.

En estas situaciones el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura por los mecanismos habituales como la sudoración. Puede presentarse en el momento o después de varios días de alta temperatura.

¿Cuáles son los síntomas que aparecen?

Dentro del Plan Nacional de Prevención de Altas Temperaturas, el Ministerio de Sanidad ofrece de manera gratuita un servicio de información diario de temperaturas y niveles de riesgo a través del correo electrónico y del teléfono móvil.

Los mensajes se reciben hasta el 30 de septiembre, dándose de alta en su página web. En ellos, los umbrales de temperaturas varían en función de la provincia y el nivel de alerta se establece si se superan esos límites durante varios días.

Mientras, los médicos aconsejan también que es importante estar alerta ante los siguientes síntomas:

– sed intensa y sequedad en la boca
– temperatura mayor a 39º C (medida en la axila)
– sudoración excesiva
– sensación de calor sofocante
– piel seca
– agotamiento, cansancio o debilidad
– mareos o desmayo
– vértigo
– calambres musculares
– agitación
– dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
– dolores de cabeza (sensación de latido u opresión)
– estado de confusión, desorientación, delirio o incluso coma o convulsiones.

Siete consejos para prevenir el golpe de calor

Pero además de conocer los niveles de calor y los primeros síntomas que aparecen, en verano resulta esencial poner en marcha una serie de medidas preventivas que impidan sufrir los efectos perjudiciales del sol. Estas son algunas de las recomendaciones que destaca la Agencia Estatal de Meteorología:

1) Lo que se puede comer y beber para refrescarse y lo que no:

– Beber agua frecuentemente sin esperar a tener sed y asegurarse de que niños y ancianos también lo hagan.

– Ingerir comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos…).

– Si su médico le limita habitualmente la ingesta de líquidos o le ha indicado un tratamiento diurético, consulte con el mismo la cantidad que debería beber los días de calor.

– No abusar de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar.

– Evitar el alcohol.

2) Protegerse de la exposición directa al sol, sobre todo en las horas centrales del día:

– Cubrirse la cabeza.

– Cuidar la piel con protectores solares adecuados.

– Utilizar gafas con filtros ultravioletas.

– Usar ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar.

3) Evitar los esfuerzos físicos en las horas de más calor:

– Si se pretende realizar algún deporte es aconsejable limitarlo a las primeras horas de la mañana o al atardecer.

– Tras la actividad, reponer los líquidos de forma adecuada.

4) Bajar las persianas cuando el sol incida directamente sobre las ventanas:

– Enfriar el ambiente con ventiladores y sistemas de refrigeración, siempre con un uso racional.

– Refrescarse con una ducha o simplemente mojándose cada vez que se necesite.

– Permanecer el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

5) Mantener las medicinas en lugar fresco:

– El calor puede alterar su composición y su efecto.

6) No dejar a nadie en un vehículo estacionado, cerrado y sin ventilación:

– Especialmente niños, ancianos o enfermos crónicos.

7) ¿Cómo actuar ante un golpe de calor?:

– Pedir ayuda y permanecer en un sitio fresco.

– Enfriar el cuerpo poniendo paños de agua fría, mediante una ducha o envolviendo a la persona afectada con una sábana mojada.

Desde Ambunort os deseamos un Feliz verano, y que adopteis las medidad oportunas para tener un verano agradable y sin sobresaltos.


¿Que hay en una ambulancia?

terremoto10

 

Espero que a ninguno de los que leéis esto os hayan tenido que llevar en ambulancia. Y si algún día os pasa, no estaréis en condiciones de fijaros en los detalles que comento en esta entrada: ¿qué equipamiento hay en una ambulancia? ¿Es una furgoneta con una camilla o un quirófano rodante?

Antes de nada, un poco de contexto. Grosso modo hay tres tipos de ambulancias (cuyos detalles y denominación dependen de las comunidades):

  • “Ambutaxi”: una camilla, una botella de oxígeno y un botiquín básico. Sirven simplemente para traslados de pacientes estables (típico abuelito en silla de ruedas que tiene que ir al hospital para la sesión de quimio), y no llevan personal sanitario. Tranquilos, no son las que van a buscarte cuando llamas al 112.
  • Soporte vital básico / SAMU: Son las que envía el centro de coordinación para la mayoría de intervenciones. Van asistidas por dos técnicos (ATA), que no pueden administrar ninguna medicación que no sea oxígeno, pero tienen algo más de equipamiento que las anteriores (desfibrilador automático, collarines…).
    De hecho, al menos en Navarra, todas las ambulancias que moviliza la ANE están igual de equipadas que una medicalizada: material para intubación, respirador automático, monitor cardíaco, sueros, fármacos, férulas… Tanto es así que se les denomina “medicalizables”: pueden funcionar como UVI móvil si se monta un médico en ella.
  • Soporte vital avanzado / SAMU-UCI / UVI móvil: Las joyas de la corona. Su dotación es de conductor, técnico, médico y enfermera, y son capaces de prestar todo tipo de cuidados de emergencia. Para ello tienen el equipamiento necesario en una unidad de cuidados intensivos: desde un desfibrilador/marcapasos hasta una bomba de perfusión (para inyectar medicamentos lentamente), frigorífico y termo (para insulina o sueros calientes).

Explicado esto, veamos una de ellas por dentro. En este caso, una SAMU de Cruz Roja que, entre llamada y llamada, tuve la oportunidad de fotografiar (¡gracias, Moby!).

Primero abramos las puertas traseras. Poned el ratón encima para ver qué es cada cosa, y al lado de la foto tenéis su explicación.

Ambulancia vista desde atrásDe izquierda a derecha, están las botellas de oxígeno medicinal conectadas a la instalación de la furgoneta para alimentar las distintas tomas de pared. Los collarines mantienen rígido el eje cabeza-tronco, algo crucial si no queremos desnucar a un accidentado con fracturas vertebrales altas. Y las férulas, que inmovilizan una extremidad fracturada mediante un mecanismo parecido al delcolchón de vacío. Un colchón lleno de bolitas de plástico que se adapta a la forma del enfermo, y que se queda rígido cuando lo vaciamos de aire. Es muy útil para transportar a pacientes que no se pueden menear demasiado (no conviene tener danzando las fracturas de un politraumatizado).
Encima del colchón hay sueros de todos los tipos y sabores: salino, glucosado, Plasmalyte, Gelafundina, etc. Y, a su lado, material de curas: vendas, gasas, Betadine, tensiómetro… pero esto sale mejor en otra foto. Al fondo, encima de la ventanilla que comunica con la cabina, está el panel que controla las luces del habitáculo.
A la derecha de esto hay un tablero espinal(porque, si la columna vertebral está jodida, el blando colchón de la camilla no es la mejor opción) y una camilla de cuchara, que es como un tablero pero se abre por el medio, para recoger al paciente del suelo moviéndolo lo menos posible. Como curiosidad, son de plástico para poder hacer radiografías sin necesidad de retirarlas.
A su lado, unas mochilas “de ataque”, con material de primera intervención. Y por último, una silla plegable para evacuar al enfermo desde un edificio, porque la camilla no cabe en el ascensor.

Un poco más de detalle: ¿qué hay en esas mochilas? Resumidamente, el material que te puede hacer falta cuando te bajas de la ambulancia y entras en el domicilio o el parque a atender al accidentado (aquí en versión militar):
Contenido de distintas mochilas para primera intervención

En estas mochilas tienes herramientas para ventilar al paciente (tu prioridad, antes que hacerle cualquier otra perrería): un Ambú, que es la marca de una bolsa autoexpandible para insuflarle aire en los pulmones, con un reservorio (la bolsa negra fláccida en un extremo) que permite aumentar la concentración de oxígeno, y una mascarilla para que no fugue nada de aire cuando se lo metas a presión. Si el paciente está realmente mal, posiblemente necesites meterle un tubo en la tráquea ayudándote con un laringoscopio que aparte la lengua e ilumine la entrada a la laringe: con esto asegurarás que a los pulmones va todo el aire que le das… y sólo el aire, nada de vómito. Pero esperemos que el paciente esté consciente y respirando por sí solo: entonces basta con que pongas una mascarillaconectada a la bala de oxígeno, y listo.
De las gasas y vendas, creo que no hay nada que comentar. Y de los catéteres, parecido: tubitos de plástico que se meten en la vena y por los que pasas fluidos según convenga.

Perfecto: ahora vamos a la puerta lateral para echar un vistazo a todo aquello que se nos escapó en la foto anterior.

Ambulancia vista desde el lateralArriba, abriendo la tapa, tenemos varios ganchos para colgar los sueros. Justo a su lado, el respirador (que veremos después con más detalle). En los compartimentos de arriba hay todo tipo de cosas que pueden hacer falta en una urgencia: bolsas químicas de calor o frío (para un esguince, por ejemplo), etiquetas para clasificación de heridos en catástrofes (triage), accesorios pediátricos (manguitos, sensores), etcétera. A la izquierda, material de curas (lo típico: gasas, esparadrapo, apósitos) encima de un tensiómetro y un pulsioxímetro portátiles. Debajo de esto, y tapado por la butaca, otro Ambú como el de la mochila.
Dos cacharritos con pantalla: el de la izquierda es un tensiómetro y pulsioxímetroautomáticos, que registra la presión arterial y la concentración de oxígeno de la sangre, y el de la derecha es un desfibrilador. Luego los vemos más de cerca.
Encima de estos dos aparatos, una toma de oxígeno y otra de vacío (aspiración para secreciones, sondajes…), lo mismo que elaspirador de abajo, oculto por la camilla.
Y a la derecha, una pequeña botica (elampulario es una placa con agujeros de goma para sujetar las ampollas de medicación por su cuello). Debajo de esto, cajones con sondas vesicales, nasogástricas, tubos de punción venosa (Vacutainer™), catéteres IV (Abbocath™), bisturíes, agujas y sedas para sutura, más gasas y vendas.

Por último vamos a lo que más me gusta: las cosas con pantalla y botoncitos. Primero, el respirador. Oxylog 1000Tenemos un paciente inconsciente que no respira y al que le hemos metido un tubo en la tráquea. Ahora podemos estar ventilándole con el Ambú, apretando el balón para insuflarle aire doce veces por minuto, durante la media hora de traslado hasta el hospital. O podemos conectarlo a un respirador automático que hará eso por nosotros. El de esta ambulancia es el más básico de todos, el Oxylog 1000. Este ventilador sólo tiene un modo: ciclado por tiempo. O sea: le decimos la frecuencia respiratoria (rueda central), cuánto volumen tiene que meter en cada insuflación (rueda de la derecha), y qué presión máxima puede alcanzar, no sea que reventemos los pulmones (rueda de la izquierda). Es tan básico que ni siquiera lleva baterías (emplea la presión del circuito de oxígeno para funcionar) y sólo nos permite elegir tiene dos concentraciones de oxígeno (interruptor superior): 60 o 100%

Philips Heartstart XLY el último, la perla que puede salvar una vida si se usa a tiempo: el desfibrilador. Este es un Heartstart XL, de lo mejorcito para emergencias. Funciona comodesfibrilador semiautomático en tres sencillos pasos: 1, giramos la rueda a la derecha y pegamos los dos electrodos (o las palas), con el 2 analiza el ritmo y se cargan los condensadores, y pulsando el 3 le churrusca los pelos del pecho si es necesario. También puede funcionar como un simple monitor cardíaco, como un desfibrilador manual (ajustando potencia y sincronización), o incluso como marcapasos externo, por si el corazón fuese incapaz de llevar su propio ritmo. Lo malo es que esta opción es pelín dolorosa, porque está chispando al paciente cada segundo: por eso hay que sedarlo un poco antes de hacerlo.

Con la tontería, y viendo todo por encima, he soltado una buena chapa, así que este es el momento en el que me callo y vosotros preguntáis lo que haya explicado mal y no esté claro. Y espero que os hayáis quedado más tranquilos sabiendo que estaréis bien atendidos si alguna vez necesitáis una ambulancia.