ambunort es una empresa de servicios sanitarios; gestión y transporte sanitario en el norte de córdoba, sitio web www.ambunort.com formacion – Ambunort, S.L.

Primeros auxilios en casos de envenenamiento o intoxicación

9544

Primeros auxilios en casos de envenenamiento o intoxicación

9544

 

Siguiendo con nuestras recomendaciones de primeros auxilios, hoy nos centramos en las intoxicaciones y los envenenamientos.

Una intoxicación es causada por la exposición a una sustancia dañina. Esto puede suceder por ingerirla, inyectarla, inhalarla o por otro medio. La mayoría de las intoxicaciones ocurren por accidente.

Los primeros auxilios inmediatos son muy importantes en una emergencia por intoxicación. Los primeros auxilios que se administren antes de conseguir ayuda médica pueden salvar la vida de una persona.

 

Consideraciones

Todos los años, se notifican millones de intoxicaciones a los centros de toxicología de los Estados Unidos. Muchos casos terminan en muertes.

Es importante destacar que el hecho de que un embalaje no tenga una etiqueta de advertencia no significa que una sustancia sea segura. Usted debe considerar que se trata de un caso de intoxicación cuando alguien se siente mal de manera repentina sin una razón evidente. Se debe considerar la intoxicación si se encuentra a la persona cerca de un horno, un vehículo, un incendio o en un área mal ventilada.

Los síntomas de intoxicación o envenenamiento pueden tardar en aparecer. Sin embargo, si usted sospecha que alguien está intoxicado, NO espere hasta que se manifiesten los síntomas. Consiga ayuda médica inmediatamente.

Causas

Los elementos que pueden causar intoxicación incluyen:

  • El gas monóxido de carbono (de hornos, motores a gas, incendios, calefactores)
  • Ciertos alimentos
  • Químicos en el lugar de trabajo
  • Fármacos, entre ellos los recetados y los de venta libre (como una sobredosis de ácido acetilsalicílico) y drogas ilícitas como la cocaína
  • Detergentes y productos de limpieza de uso doméstico
  • Plantas de interiores y de exteriores (comer plantas tóxicas)
  • Insecticidas
  • Pinturas

Síntomas

Los síntomas varían según el tóxico, pero pueden incluir:

  • Dolor abdominal
  • Labios morados
  • Dolor torácico
  • Confusión
  • Tos
  • Diarrea
  • Dificultad para respirar o falta de aliento
  • Vértigo
  • Visión doble
  • Somnolencia
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Palpitaciones cardíacas
  • Irritabilidad
  • Inapetencia
  • Incontinencia urinaria
  • Fasciculaciones musculares
  • Náuseas y vómitos
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Convulsiones
  • Erupción cutánea o quemaduras
  • Estupor
  • Pérdida del conocimiento
  • Aliento inusual
  • Debilidad

Primeros auxilios

Busque ayuda médica de inmediato.

Para intoxicación por ingestión:

Examine y vigile las vías respiratorias, la respiración y el pulso de la persona. Inicie respiración boca a boca y RCP, de ser necesario.

  1. Trate de constatar que la persona ciertamente se haya intoxicado, ya que puede ser difícil determinarlo. Algunas señales son aliento con olor a químicos, quemaduras alrededor de la boca, dificultad para respirar, vómitos u olores infrecuentes en la persona. Si es posible, identifique el tóxico.
  2. NO provoque el vómito en la persona, a menos que así lo indique el Centro de toxicología o un profesional de la salud.
  3. Si la persona vomita, despeje las vías respiratorias. Envuelva un pedazo de tela en los dedos de la mano antes de limpiar la boca y la garganta. Si la persona ha estado enferma debido a la ingestión de parte de una planta, guarde el vómito. Esto puede ayudarle a los expertos a identificar el tipo de medicamento que se puede utilizar para neutralizar el tóxico.
  4. Si la persona comienza a tener convulsiones, administre los primeros auxilios para estos casos.
  5. Mantenga a la persona cómoda. Gírela sobre su lado izquierdo y permanezca allí mientras consigue o espera la ayuda médica.
  6. Si el tóxico ha salpicado las ropas de la persona, quíteselas y lave la piel con agua.

Para intoxicación por inhalación:

Pida ayuda médica de emergencia. Nunca intente rescatar a una persona sin antes notificar a otros.

  1. Rescate a la persona del peligro de gases, vapores o humo si es seguro hacerlo y abra las ventanas y puertas para que salgan los vapores.
  2. Respire aire fresco profundamente varias veces y luego contenga la respiración al entrar al lugar. Colóquese un pedazo de tela mojado sobre la nariz y la boca.
  3. NO encienda fósforos ni utilice encendedores pues algunos gases pueden hacer combustión.
  4. Luego de rescatar a la persona del peligro, examine y vigile sus vías respiratorias, la respiración y el pulso. Si es necesario, comience a dar respiración boca a boca y RCP.
  5. Si es necesario, administre los primeros auxilios para lesiones en los ojos o convulsiones.
  6. Si la persona vomita, despeje sus vías respiratorias. Envuelva un pedazo de tela alrededor de los dedos antes de limpiar la boca y la garganta.
  7. Incluso si la persona parece estar perfectamente bien, consiga ayuda médica.

No se debe

NO:

  • Administre nada por vía oral a una persona inconsciente.
  • Induzca el vómito a menos que así lo indique el personal del Centro de Toxicología o un médico. Un tóxico fuerte que produzca quemaduras en la garganta al entrar también hará daño al devolverse.
  • Intente neutralizar el tóxico con zumo de limón, vinagre ni cualquier otra sustancia, a menos que así lo indique el personal del Centro de Toxicología o un médico.
  • Utilice ningún antídoto del tipo “curalotodo”.
  • Espere a que se presenten los síntomas si sospecha que una persona se ha intoxicado.

Cuándo contactar a un profesional médico

Se puede comunicar con el centro de toxicología local llamando al número nacional gratuito 91 562 04 20 El Teléfono de Información Toxicológica es un servicio que, si bien a los padres les gustaría no tener que utilizarlo jamás, es necesario conocer por su tremenda utilidad y su importancia en caso de necesidad. En funcionamiento desde el año 1971, el Servicio de Información Toxicológica está integrado en el Instituto Nacional de Toxicología, y proporciona un servicio durante las 24 horas del día, los 365 días del año.

Tras él no se esconden simples operadores de teléfono, sinomédicos altamente especializadosy, al contrario que ocurre en otros países, la llamada será atendida independientemente de si se trata de un particular o de un profesional de la salud.

Después de realizar los primeros auxilios en casa, puede ser necesario ir a la sala de emergencia. Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital. Lo examinarán en el hospital. Es posible que también necesite los siguientes exámenes y tratamientos.

  • Carbón activado
  • Soporte de vías respiratorias, incluso oxígeno, tubo de respiración a través de la boca (intubación) y ventilador (máquina de respiración)
  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografías del tórax
  • Tomografía computarizada (imagenología avanzada)
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)
  • Líquidos a través de una vena (intravenosos)
  • Laxantes
  • Medicinas para tratar los síntomas, incluso antídotos para revertir los efectos de la intoxicación en caso de que exista

Prevención

Tenga cuidado con los venenos o tóxicos que hay en su casa o en los alrededores. Tome medidas para proteger a sus hijos pequeños de sustancias tóxicas. Guarde todos los medicamentos, limpiadores, cosméticos y químicos de uso doméstico fuera del alcance de los niños o en armarios con pestillos a prueba de niños.

Esté familiarizado con las plantas en su casa, el patio y la vecindad. Igualmente, mantenga a sus hijos informados al respecto. Retire cualquier tipo de plantas venenosas. Nunca coma plantas, hongos, raíces ni bayas silvestres a menos que esté muy familiarizado con estos.

Enséñeles a los niños sobre los peligros de sustancias que contengan veneno. Marque todos los venenos.

NO guarde químicos de uso doméstico en recipientes de alimentos, incluso si están etiquetados. La mayoría de las sustancias que no son alimento son tóxicas si se toman en dosis grandes.

Referencias

Kulig K. General approach to the poisoned patient. : In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al., eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 147.

Mowry JB, Spyker DA, Cantilena LR Jr, McMillan N, Ford M. 2013 Annual Report of the American Association of Poison Control Centers’ National Poison Data System (NPDS): 31st Annual Report. Clin Toxicol (Phila). 2014 Dec;52(10):1032-283. PMID: 25559822 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25559822.

este post ha sido redactado y modificado a partir de la web de medlineplus.gov y otras similares.

si tiene alguna duda o consulta puede contactar con nosotros en:

OFICINA CENTRAL

Dirección: Polígono Los Pinos, 33
Localidad: Peñarroya-Pueblonuevo
Código Postal: 14200
Provincia: Córdoba
País: España
Teléfono: 957 57 04 66
Teléfono 2: 957 56 02 34
Fax: 957 56 70 86
Correo electrónico: ambulancia@ambunort.com
Contacto: Juan Pablo Bravo Naranjo

DELEGACIÓN (Departamento de Tráfico)

Dirección: Polígono Romero de Torres, Naves 13 – 14
Localidad: Hinojosa del Duque
Código Postal: 14270
Provincia: Córdoba
País: España
Teléfono:  957 57 04 66
Teléfono 2:  902 88 54 01
Fax: 902 88 54 02
Correo electrónico: trafico@ambunort.com
Contacto: Antonio Muñoz Barbancho


respiracion

Primeros Auxilios, Asfixia.

Siguiendo con el post del miércoles con nuestro recopilatorio de primeros auxilios hoy os hablamos de la asfixia y como actuar en caso de que presenciemos un caso de este tipo.

 

¿QUE ES LA ASFIXIA?

En la asfixia, el aire no puede entrar en los pulmones y el oxígeno no llega a la sangre circulante.

Causas de asfixia

Entre las causas de asfixia se encuentran el ahogamiento, el envenenamiento por gases, la sobredosis de narcóticos, la electrocución, la obstrucción de las vías respiratorias por cuerpos extraños y la estrangulación. Para evitar un daño cerebral irreparable al detenerse la oxigenación tisular, se debe instaurar inmediatamente algún tipo de respiración artificial. La mayoría de las personas mueren cuatro a seis minutos después de la parada respiratoria si no se les ventila de forma artificial.

Cómo actuar

Se han diseñado muchas formas de respiración artificial. La más práctica para la reanimación de urgencia es el procedimiento boca a boca: el reanimador sopla aire a presión en la boca de la víctima para llenarle los pulmones. Antes de ello, debe retirarse cualquier cuerpo extraño que obstruya las vías respiratorias.

La cabeza de la víctima debe ser inclinada hacia atrás para evitar que la caída de la lengua obstruya la laringe; una mano mientras con la otra se empuja hacia atrás la frente. El reanimador obtura los orificios nasales pinzándolos con los dedos, inspira profundamente, aplica su boca a la de la víctima, y sopla con fuerza hasta ver llenarse el tórax; después retira su boca y proceso debe repetirse 12 veces por minuto en un adulto y 20 veces por minuto en un niño.respiracion

Si las vías respiratorias no están despejadas, debe comprobarse la posición de la cabeza de la víctima. Si todavía no se consigue permeabilidad se rota el cuerpo hacia la posición de decúbito lateral y se golpea entre los omóplatos para desatascar los bronquios. Después se vuelve a la respiración boca a boca. Si todavía no se consigue, se realiza la maniobra de Heimlich.

Ésta es una técnica que se ha desarrollado en los últimos años para tratar a los médico estadounidense Henry Jay Heimlich, se llama maniobra de Heimlich o “abrazo de oso”, y consiste en la aplicación súbita de una presión sobre el abdomen de la víctima. El aumento de presión abdominal comprime el diafragma, éste a los pulmones, que expulsan aire a alta velocidad y presión, despejando las vías respiratorias. La maniobra se realiza situándose tras el paciente, rodeando su cintura con los brazos y entrelazando las manos, situando éstas entre el ombligo y la caja torácica, y presionando fuerte y de forma brusca hacia atrás y hacia arriba. Si la víctima está en posición horizontal, se presiona sobre el abdomen con la mano.

Debe evitarse presionar sobre las costillas, pues se pueden romper, sobre todo en niños y ancianos.

Una vez iniciada, la respiración artificial no debe suspenderse hasta que el enfermo empiece a respirar por sí solo o un médico diagnostique la muerte del paciente. Cuando el paciente empieza a respirar espontáneamente no debe ser desatendido: puede detenerse de nuevo la respiración de forma súbita o presentarse irregularidades respiratorias. En casos de ahogamiento siempre hay que intentar la respiración artificial, incluso aunque el paciente haya presentado signos de muerte durante varios minutos.

Se han descrito varios casos de pacientes sumergidos durante más de media hora, cianóticos y sin posibilidades de reanimación, que respondieron a los primeros intentos del socorrista.


escala-coma-glasgow-score-netter-yosedemedicina

Primeros Auxilios, la escala de Glasgow

escala-coma-glasgow-score-netter-yosedemedicina

Hoy queremos hablaros sobre los primeros auxilios para conocer un poco mas en profundidad que son y como deben aplicarse o cómo debemos reaccionar ante determinadas situaciones.

Vamos a emplear contando esto de la escala de Glasgow que no es mas que una escala de valoración que se suele emplear para determinar el grado de conciencia de una persona cuando se presupone que ha recibido un traumatismo, generalmente cráneo-encefálico. Con ella examinaremos la capacidad neurológica del momento y la evolución que pueda ir surgiendo.

Los parámetros que vamos a evaluar con esta escala son:

  • La apertura de ojos: teniendo una puntuación de 4 si es espontánea, 3 si es a la voz, 2 al dolor y 1 si no hay apertura
  • Respuesta verbal: donde 5 es que está orientado, 4 confuso,3 obtenemos una respuesta inapropiada, 2 respuesta incomprensible, 1 si no tenemos respuesta.
  • Respuesta motora: si responde a las ordenes entonces le puntuaremos con un 6, si sabe localizar el dolor con un 5, si se retira ante el dolor un 4, si realiza una flexión inapropiada 3, si hay extensión daremos un 2 y si no hay ninguna respuesta un 1.

Sumaremos la puntuación de cada parámetro y con este dato podremos dar una evaluación primaria del paciente siendo la categoría Glasgow leve la que esta entre 14-15 puntos, la media de 9 -13 puntos y grave siendo de 8 o inferior.

Como se pueden dar casos de accidentes en niños o bebes donde la respuesta no suele ser igual hay escalas adaptadas para este tipo de pacientes.

En Ambunort contamos con personal altamente cualificado y enseñado para dar el mejor soporte al enfermo en su recogida y traslado al hospital.

Si tiene dudas contacte con nosotros aqui:

OFICINA CENTRAL

Dirección: Polígono Los Pinos, 33
Localidad: Peñarroya-Pueblonuevo
Código Postal: 14200
Provincia: Córdoba
País: España
Teléfono: 957 57 04 66
Teléfono 2: 957 56 02 34
Fax: 957 56 70 86
Correo electrónico: ambulancia@ambunort.com
Contacto: Juan Pablo Bravo Naranjo

DELEGACIÓN (Departamento de Tráfico)

Dirección: Polígono Romero de Torres, Naves 13 – 14
Localidad: Hinojosa del Duque
Código Postal: 14270
Provincia: Córdoba
País: España
Teléfono:  957 57 04 66
Teléfono 2:  902 88 54 01
Fax: 902 88 54 02
Correo electrónico: trafico@ambunort.com
Contacto: Antonio Muñoz Barbancho


19631

Quemaduras solares

 

 

 

 

 

Llega el verano, y en relacion con nuestro post anterior sobre el golpe de calos, queremos hablaros hoy de las quemaduras solares.

19631

Consideraciones

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más. Los posibles síntomas incluyen:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

Los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales. Sin embargo, el daño a las células de la piel con frecuencia es permanente, lo cual puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel. Cuando la piel empieza a ponerse dolorosa y roja, el daño está hecho. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas posteriores a la exposición al sol.

Causas

quemadura solar (2)

La quemadura solar se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad de la melanina para proteger la piel. La melanina es la coloración (pigmento) que protege la piel. Una quemadura solar en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición al sol del mediodía, en tanto que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición por horas.

Tenga en cuenta que:

  • No hay tal cosa del “bronceado saludable”. La exposición al sol sin protección causa envejecimiento prematuro y cáncer de piel.
  • La exposición al sol puede causar quemaduras de primero y segundo grados.
  • El cáncer de piel por lo regular aparece en la adultez. Pero es causado por la exposición al sol y quemaduras solares que empezaron temprano en la niñez.

Factores que hacen más probable la quemadura solar:

  • Los bebés y niños son especialmente sensibles a los efectos quemantes del sol.
  • Las personas de piel clara tienen mayor probabilidad de sufrir una quemadura solar. Pero incluso la piel oscura y negra se puede quemar y debe protegerse.
  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los rayos del sol también son más fuertes en las grandes altitudes y latitudes bajas (más cerca de los trópicos). El reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los rayos solares que causan quemaduras.
  • Las lámparas de sol pueden causar una quemadura solar grave.
  • Algunas medicinas (tales como el antibiótico doxiciclina) pueden hacer que usted sea más susceptible a las quemaduras solares.
  • Algunas afecciones, como el lupus, pueden hacerlo más sensible al sol.

Cuidados en el hogar

Si usted sufre una quemadura solar:

  • Tome un baño o una ducha fría o coloque trapos frescos y húmedos sobre la quemadura.
  • NO utilice productos que contengan benzocaína o lidocaína. Estos pueden causar alergias en algunas personas y empeorar la quemadura.
  • Si se presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. NO use mantequilla, vaselina (Vaseline) ni otros productos a base de aceite. Estos pueden bloquear los poros de manera que el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección. NO toque ni arranque la capa superior de las ampollas.
  • Las cremas con vitamina C y E pueden ayudar a limitar el daño a las células de la piel.
  • Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o paracetamol, ayudan a aliviar el dolor causado por la quemadura. NO les dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.
  • Las cremas de cortisona pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Se debe usar ropa holgada y de algodón.
  • Beba mucha agua.

Las maneras de prevenir las quemaduras solares incluyen:

  • Utilice un protector solar de espectro amplio con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o superior. Los protectores solares de espectro amplio protegen tanto de rayos UVB como de rayos UVA.
  • Aplique una cantidad abundante de protector solar para cubrir por completo la piel expuesta. Aplíquelo nuevamente cada 2 horas o con la frecuencia que indique la etiqueta.
  • Aplique protector solar luego de nadar o sudar e incluso en días nublados.
  • Utilice un protector labial que proteja del sol.
  • Utilice un sombrero y otras prendas que lo protejan. La ropa de colores claros es más eficiente para reflejar el sol.
  • Aléjese del sol durante las horas en las que los rayos solares son más intensos, entre las 10 a.m. y las 4 p.m.
  • Utilice gafas de sol con protección de rayos UV.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a un proveedor de atención médica de inmediato si presenta fiebre con la quemadura de sol. Igualmente llame si hay signos de shock, insolación, deshidratación u otras reacciones serias. Estos signos incluyen:

  • Sentir desmayo o mareo
  • Pulso rápido o respiración acelerada
  • Sed extrema, ausencia de gasto urinario u ojos hundidos
  • Piel pálida, pegajosa o fría
  • Náuseas, fiebre, escalofrío o erupción cutánea
  • Ojos que duelen y son sensibles a la luz
  • Ampollas dolorosas e intensas

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor de atención llevará a cabo un examen físico y examinará la piel. A usted se le pueden hacer preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas actuales, incluso:

  • ¿Cuándo ocurrió la quemadura solar?
  • ¿Qué tan a menudo presenta quemaduras solares?
  • ¿Tiene ampollas?
  • ¿Qué proporción del cuerpo sufrió quemaduras de sol?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Usa bloqueador o protector solar? ¿De qué tipo? ¿Qué tan alto?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Nombres alternativos

Quemadura por el sol; Eritema solar

Recuerde tener cuidado con el sol y protegerse, desde Ambunort estamos abiertos a cualquier consulta, la que puede hacernos en nuestra pagina web o en nuestra pagina de Facebook 

Referencias

Krakowski AC, Kaplan LA. Exposure to radiation from the sun. In: Auerbach PS, ed. Wilderness Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap. 14.

Lim HW, Hawk JLM. Photodermatologic disorders. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, eds.Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 87.


guadiatoinfor

PROFESIONALES SANITARIOS DEL VALLE DEL GUADIATO PARTICIPAN EN EL TALLER MASIVO DE RESUCITACIÓN CARDIOPULMONAR DIRIGIDO A ALUMNOS DE INFANTIL, PRIMARIA Y SECUNDARIA

Esta tarde os publicamos una noticia en la que se nos menciona en GuadiatoInformación.

guadiatoinfor

Se han impartido talleres teóricos y prácticos sobre desfibrilación, primeros auxilios y activación de los equipos de emergencia en el Colegio peñarriblense Presentación de María

Profesionales sanitarios que desempeñan su labor en la comarca del Valle del Guadiato han impartido un macro-taller de resucitación cardiopulmonar en adultos y niños, integrado por talleres teóricos y prácticos dirigidos a alumnos de educación Infantil, Primaria y Secundaria del Colegio Presentación de María ubicado en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba).

Concretamente, han tomado parte en el evento el médico de Urgencias, Francisco Javier Vara, y tres profesionales de enfermería, Inmaculada Gómez, Manuel Archilla, Rafael Martínez y Fran Antúnez, monitores de soporte vital básico del Hospital de Alta Resolución Valle del Guadiato, junto con profesionales de Atención Primaria de la zona Ricardo Cortés, María Mena y Azahara Romero, Técnicos de ambulancias de la empresa local Ambunort y Profesionales del Consorcio Provincial de Bomberos.

Así, cerca de 250 alumnos en total de la comarca han aprendido a actuar en situaciones de emergencia como atragantamientos, accidentes de tráfico, paradas cardiorrespiratorias, etc. Para ello, se han instruido también en el manejo del desfibrilador automático. La jornada formativa, que se ha desarrollado en las instalaciones del Colegio Presentación de María, fundamentalmente en el gimnasio y el patio principal. En este sentido, los profesionales han enseñado también a los alumnos de 1º, 2º y 3º de la ESO a utilizar el desfibrilador externo semiautomático, primeros auxilios y a activar los equipos de emergencia oportunos para atender este tipo de situaciones. Asimismo, se ha llevado a cabo un macroacto práctico con alumnos de Infantil y Primaria de todo el colegio para mostrarle en qué consiste la resucitación cardiopulmonar.

Con esta iniciativa se pretende aumentar el número de personas, de todas las edades, que conozcan cómo actuar ante estas situaciones para poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible. Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

 

Cadena de supervivencia

Durante las sesiones formativas en materia de soporte vital básico, los asistentes ponen en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenden la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.”

 

Fuente: GuadiatoInformacion


¿Que hay en una ambulancia?

terremoto10

 

Espero que a ninguno de los que leéis esto os hayan tenido que llevar en ambulancia. Y si algún día os pasa, no estaréis en condiciones de fijaros en los detalles que comento en esta entrada: ¿qué equipamiento hay en una ambulancia? ¿Es una furgoneta con una camilla o un quirófano rodante?

Antes de nada, un poco de contexto. Grosso modo hay tres tipos de ambulancias (cuyos detalles y denominación dependen de las comunidades):

  • “Ambutaxi”: una camilla, una botella de oxígeno y un botiquín básico. Sirven simplemente para traslados de pacientes estables (típico abuelito en silla de ruedas que tiene que ir al hospital para la sesión de quimio), y no llevan personal sanitario. Tranquilos, no son las que van a buscarte cuando llamas al 112.
  • Soporte vital básico / SAMU: Son las que envía el centro de coordinación para la mayoría de intervenciones. Van asistidas por dos técnicos (ATA), que no pueden administrar ninguna medicación que no sea oxígeno, pero tienen algo más de equipamiento que las anteriores (desfibrilador automático, collarines…).
    De hecho, al menos en Navarra, todas las ambulancias que moviliza la ANE están igual de equipadas que una medicalizada: material para intubación, respirador automático, monitor cardíaco, sueros, fármacos, férulas… Tanto es así que se les denomina “medicalizables”: pueden funcionar como UVI móvil si se monta un médico en ella.
  • Soporte vital avanzado / SAMU-UCI / UVI móvil: Las joyas de la corona. Su dotación es de conductor, técnico, médico y enfermera, y son capaces de prestar todo tipo de cuidados de emergencia. Para ello tienen el equipamiento necesario en una unidad de cuidados intensivos: desde un desfibrilador/marcapasos hasta una bomba de perfusión (para inyectar medicamentos lentamente), frigorífico y termo (para insulina o sueros calientes).

Explicado esto, veamos una de ellas por dentro. En este caso, una SAMU de Cruz Roja que, entre llamada y llamada, tuve la oportunidad de fotografiar (¡gracias, Moby!).

Primero abramos las puertas traseras. Poned el ratón encima para ver qué es cada cosa, y al lado de la foto tenéis su explicación.

Ambulancia vista desde atrásDe izquierda a derecha, están las botellas de oxígeno medicinal conectadas a la instalación de la furgoneta para alimentar las distintas tomas de pared. Los collarines mantienen rígido el eje cabeza-tronco, algo crucial si no queremos desnucar a un accidentado con fracturas vertebrales altas. Y las férulas, que inmovilizan una extremidad fracturada mediante un mecanismo parecido al delcolchón de vacío. Un colchón lleno de bolitas de plástico que se adapta a la forma del enfermo, y que se queda rígido cuando lo vaciamos de aire. Es muy útil para transportar a pacientes que no se pueden menear demasiado (no conviene tener danzando las fracturas de un politraumatizado).
Encima del colchón hay sueros de todos los tipos y sabores: salino, glucosado, Plasmalyte, Gelafundina, etc. Y, a su lado, material de curas: vendas, gasas, Betadine, tensiómetro… pero esto sale mejor en otra foto. Al fondo, encima de la ventanilla que comunica con la cabina, está el panel que controla las luces del habitáculo.
A la derecha de esto hay un tablero espinal(porque, si la columna vertebral está jodida, el blando colchón de la camilla no es la mejor opción) y una camilla de cuchara, que es como un tablero pero se abre por el medio, para recoger al paciente del suelo moviéndolo lo menos posible. Como curiosidad, son de plástico para poder hacer radiografías sin necesidad de retirarlas.
A su lado, unas mochilas “de ataque”, con material de primera intervención. Y por último, una silla plegable para evacuar al enfermo desde un edificio, porque la camilla no cabe en el ascensor.

Un poco más de detalle: ¿qué hay en esas mochilas? Resumidamente, el material que te puede hacer falta cuando te bajas de la ambulancia y entras en el domicilio o el parque a atender al accidentado (aquí en versión militar):
Contenido de distintas mochilas para primera intervención

En estas mochilas tienes herramientas para ventilar al paciente (tu prioridad, antes que hacerle cualquier otra perrería): un Ambú, que es la marca de una bolsa autoexpandible para insuflarle aire en los pulmones, con un reservorio (la bolsa negra fláccida en un extremo) que permite aumentar la concentración de oxígeno, y una mascarilla para que no fugue nada de aire cuando se lo metas a presión. Si el paciente está realmente mal, posiblemente necesites meterle un tubo en la tráquea ayudándote con un laringoscopio que aparte la lengua e ilumine la entrada a la laringe: con esto asegurarás que a los pulmones va todo el aire que le das… y sólo el aire, nada de vómito. Pero esperemos que el paciente esté consciente y respirando por sí solo: entonces basta con que pongas una mascarillaconectada a la bala de oxígeno, y listo.
De las gasas y vendas, creo que no hay nada que comentar. Y de los catéteres, parecido: tubitos de plástico que se meten en la vena y por los que pasas fluidos según convenga.

Perfecto: ahora vamos a la puerta lateral para echar un vistazo a todo aquello que se nos escapó en la foto anterior.

Ambulancia vista desde el lateralArriba, abriendo la tapa, tenemos varios ganchos para colgar los sueros. Justo a su lado, el respirador (que veremos después con más detalle). En los compartimentos de arriba hay todo tipo de cosas que pueden hacer falta en una urgencia: bolsas químicas de calor o frío (para un esguince, por ejemplo), etiquetas para clasificación de heridos en catástrofes (triage), accesorios pediátricos (manguitos, sensores), etcétera. A la izquierda, material de curas (lo típico: gasas, esparadrapo, apósitos) encima de un tensiómetro y un pulsioxímetro portátiles. Debajo de esto, y tapado por la butaca, otro Ambú como el de la mochila.
Dos cacharritos con pantalla: el de la izquierda es un tensiómetro y pulsioxímetroautomáticos, que registra la presión arterial y la concentración de oxígeno de la sangre, y el de la derecha es un desfibrilador. Luego los vemos más de cerca.
Encima de estos dos aparatos, una toma de oxígeno y otra de vacío (aspiración para secreciones, sondajes…), lo mismo que elaspirador de abajo, oculto por la camilla.
Y a la derecha, una pequeña botica (elampulario es una placa con agujeros de goma para sujetar las ampollas de medicación por su cuello). Debajo de esto, cajones con sondas vesicales, nasogástricas, tubos de punción venosa (Vacutainer™), catéteres IV (Abbocath™), bisturíes, agujas y sedas para sutura, más gasas y vendas.

Por último vamos a lo que más me gusta: las cosas con pantalla y botoncitos. Primero, el respirador. Oxylog 1000Tenemos un paciente inconsciente que no respira y al que le hemos metido un tubo en la tráquea. Ahora podemos estar ventilándole con el Ambú, apretando el balón para insuflarle aire doce veces por minuto, durante la media hora de traslado hasta el hospital. O podemos conectarlo a un respirador automático que hará eso por nosotros. El de esta ambulancia es el más básico de todos, el Oxylog 1000. Este ventilador sólo tiene un modo: ciclado por tiempo. O sea: le decimos la frecuencia respiratoria (rueda central), cuánto volumen tiene que meter en cada insuflación (rueda de la derecha), y qué presión máxima puede alcanzar, no sea que reventemos los pulmones (rueda de la izquierda). Es tan básico que ni siquiera lleva baterías (emplea la presión del circuito de oxígeno para funcionar) y sólo nos permite elegir tiene dos concentraciones de oxígeno (interruptor superior): 60 o 100%

Philips Heartstart XLY el último, la perla que puede salvar una vida si se usa a tiempo: el desfibrilador. Este es un Heartstart XL, de lo mejorcito para emergencias. Funciona comodesfibrilador semiautomático en tres sencillos pasos: 1, giramos la rueda a la derecha y pegamos los dos electrodos (o las palas), con el 2 analiza el ritmo y se cargan los condensadores, y pulsando el 3 le churrusca los pelos del pecho si es necesario. También puede funcionar como un simple monitor cardíaco, como un desfibrilador manual (ajustando potencia y sincronización), o incluso como marcapasos externo, por si el corazón fuese incapaz de llevar su propio ritmo. Lo malo es que esta opción es pelín dolorosa, porque está chispando al paciente cada segundo: por eso hay que sedarlo un poco antes de hacerlo.

Con la tontería, y viendo todo por encima, he soltado una buena chapa, así que este es el momento en el que me callo y vosotros preguntáis lo que haya explicado mal y no esté claro. Y espero que os hayáis quedado más tranquilos sabiendo que estaréis bien atendidos si alguna vez necesitáis una ambulancia.

 


trafico.listadogrande

Como actuar si nos pide paso una ambulancia.

Parece sencillo, pero muchos de nosotros cometemos errores que perjudican a los demás e impiden la rápida atención en carretera, por eso os dejamos aquí este texto para que sepáis como actuar en caso de que una ambulancia nos pida paso.

trafico.listadogrande

Seguro que en algún momento has vivido esta situación mientras estás en un atasco: oyes una sirena que se va acercando progresivamente y te percatas de que, efectivamente, es un vehículo de emergencias que necesita superar todo ese caos viario para asistir a quien lo necesita de manera urgente.  ¿Sabes reaccionar de la manera adecuada para facilitarle el paso? Te recordamos aquí lo que debes hacer, según lo indicado por el Reglamento General de Circulación:

  • Evidentemente, estás obligado a facilitar el paso a cualquier vehículo de emergencias que así lo solicite con las luces o la sirena (ambulancias, policía, bomberos…).
  • Debes apartarte y detenerte si es necesario:
    • En vías de doble sentido debes apartarte a la derecha.
    • En vías con dos carriles por sentido: los vehículos que circulan por el carril de la derecha, deben apartarse a la derecha; los que circulan por la izquierda, a la izquierda.
    • En vías con tres carriles por sentido: los vehículos que circulan por el carril de la izquierda, deben apartarse a la izquierda, los de los carriles central y derecho, a la derecha.
  • No facilitar el paso a vehículos de emergencia se considera una falta grave y puede ser sancionada con 200 euros.

¿Lo de agitar un pañuelo blanco por la ventanilla es cosa de las películas?

Muchos tenemos grabado en la retina la típica película en la que una embarazada se pone en la última fase de parto en un coche y quien la acompaña saca el brazo por la ventanilla y agita desesperadamente un pañuelo blanco para poder llegar a toda prisa al hospital. ¿Esto es verdad o ficción? ¿Podríamos usar este recurso en caso de emergencia? ¿Qué debemos hacer si vemos un vehículo particular que nos pide el paso agitando un pañuelo blanco por la ventanilla?

Pues este caso también está contemplado en el Reglamento de Circulación, en concreto en el artículo 70. Dice literalmente:

Si, como consecuencia de circunstancias especialmente graves, el conductor de un vehículo no prioritario se viera forzado, sin poder recurrir a otro medio, a efectuar un servicio de los normalmente reservados a los prioritarios, procurará que los demás usuarios adviertan la especial situación en que circula, utilizando para ello el avisador acústico en forma intermitente y conectando la luz de emergencia, si se dispusiera de ella, o agitando un pañuelo o procedimiento similar (…) En cualquier momento, los agentes de la autoridad podrán exigir la justificación de las circunstancias.

¿Qué deberíamos hacer cuando vemos un vehículo en estas circunstancias? Pues entender que está en situación de emergencia y actuar de la misma manera que hemos explicado anteriormente.

Ambunort os desea placenteros viajes por carretera. Y si tenéis dudas sobre cualquier tema no dudéis en dejar un comentario o visitarnos en nuestra pagina de Facebook


nino-enchufe-plancha-p

Guia de prevención de accidentes infantiles en el hogar

Hoy en nuestra sección de noticias os ofrecemos una guía para la prevención de accidentes domésticos en especial con los niños

Cómo prevenir los accidentes domésticos

Es en el hogar, donde la familia suele pasar la mayor parte de tiempo a lo largo de su vida, y es allí donde también existen posibilidades de que surja algún accidente doméstico de cualquier tipo. Aunque todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente, son los niños los que los sufren con mayor frecuencia. La edad y su situación en la vida les convierte por su ignorancia, despreocupación, debilidad y características mentales, en los más indefensos y vulnerables.

Los niños no paran y hay que tener muchísimo cuidado, cualquier cosa puede ser peligrosa para ellos. Por ese motivo poner en marcha planes de seguridad en el hogares fundamental para la seguridad de los niños. ¡Todo es poco para el cuidado de los más pequeños!. Las estadísticas demuestran que es en los hogares, donde niños y niñas de hasta 4 años sufren los accidentes en mayor medida. Los más frecuentes son las caídas, los golpes, cortes, quemaduras y ahogamientos. Los accidentes en los hogares constituyen uno de los puntos álgidos para los niños.

Los accidentes domésticos de los niños

nino-enchufe-plancha-p

Diversos estudios reflejan que en los accidentes domésticos sufridos por los niños, sus causas, por orden de incidencia, son las siguientes: quemaduras, cortes, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas, atropellos, accidentes de tráfico, pueden y deben ser evitados, si los padres y cuidadores actúan adecuadamente.

Hay que enseñar a los niños acerca de los peligros y tratar de evitar que los juegos se transformen en un juego mortal. Hay que impedir a toda costa de evitar los accidentes infantiles. Guiainfantil facilita algunos consejos para prevenir los accidentes en el hogar que, pueden ser, además, válidos para toda la familia:

Cómo evitar caídas en los niños

– Hay que mantener el suelo libre de obstáculos.
– Evitar las superficies resbaladizas.
– Utilizar alfombras o pegatinas antideslizantes en la bañera.
– Asegurar que las escaleras de acceso a la vivienda tengan barandilla y dispongan de pasamanos en todos sus tramos.
– Proteger las ventanas que se estén a menos de 1 metro del suelo con barandillas, rejas, barrotes, etc.
– Disponer de un sistema de bloqueo que impida la apertura de puertas, balcones, ventanas, etc.
– Fijar las estanterías firmemente a la pared.
– No permitir que los niños suban sobre muebles y permanezcan de pie en ellos.

Para evitar intoxicaciones, alergias e irritaciones infantiles

– Guardar los medicamentos, productos de limpieza e insecticidas y productos de jardinería en lugar seguro, manteniéndolos fuera del alcance de los niños.
– No almacenar conjuntamente distintos tipos de productos (alimenticios, tóxicos, etc.)
– No permanecer en habitaciones tratadas con insecticidas hasta transcurrido un tiempo prudencial.
– No permanecer en las habitaciones recién pintadas o barnizadas hasta que desaparezca el olor del disolvente.
– Evitar el empleo de estufas o braseros en los dormitorios.
– Cerrar la llave del paso al finalizar la utilización del gas y siempre por la noche.

Para evitar quemaduras de los niños

– Evitar las salpicaduras al cocinar, usando las tapaderas pertinentes, mientras se cocinan los alimentos.
– Los mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no deben sobresalir del mueble de cocina.
– Alejar a los niños de la cocina y zona de planchar.
– Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
– Impedir que los niños jueguen con cerillas y mecheros.

Para evitar incendios en el hogar

– No dejar nada cocinando en el fuego ni aparatos eléctricos de gran consumo en marcha cada vez que se salga de casa.
– Limpiar periódicamente los filtros de la campana extractora de la cocina.
– Evitar las corrientes de aire en la cocina que pudieran apagar el gas.
– Revisar periódicamente la chimenea y caldera de calefacción.

Para evitar descargas eléctricas en los niños

– No conectar aparatos que se hayan mojado.
– No usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzo, aún cuando el suelo esté seco.
– No tener estufas eléctricas, tomas de corriente ni otros aparatos eléctricos al alcance de la mano en el cuarto de baño y a menos de 1 metro del borde de la bañera.
– Utilizar enchufes giratorios o de enclavamiento profundo para proteger a los niños.
– Ante cualquier reparación o manipulación de la instalación eléctrica, es recomendable desconectar el interruptor general situado normalmente en el cuadro general y asegurarse de la ausencia de tensión.

Para evitar heridas

– Hay que tratar de mantener fuera del alcance de los niños, aquellos objetos que presenten superficies o aristas vivas (cuchillos, aspas de ventilador, trituradora, cuchillas de afeitar, agujas de coser o de punto, tijeras, etc.).
– Colocar las herramientas en cajones con las puntas o elementos cortantes hacia dentro.
– Revisar y eliminar platos y vasos rotos.
– Situar las plantas punzantes en lugares visibles y fuera del alcance de los niños.


Cómo actuar ante un accidente de tráfico: Primeros auxilios

En este práctico te damos los pasos que has de seguir en caso de accidente de tráfico y los primeros auxilios que debes aplicar a los heridos. Nunca sabes lo que te puedes encontrar pero lo que sí debes saber es cómo reaccionar. Proteger, socorrer y alertar, siempre has de tenerlo en cuenta.

Todo conductor ha presenciado la triste e implacable realidad de la carretera. Por suerte, el signo más habitual de que te acercas a un accidente es ver de lejos las luces de policía, bomberos o ambulancias.

La primera recomendación que te puede dar AUTO BILD es que no te sumes a la manada y hagas lo posible por mantener la fluidez del tráfico.

Que los facultativos lleguen a tiempo de salvarle la vida a alguien puede depender de que no haya una interminable fila de vehículos, cuyos conductores se quedan mirando como pánfilos a los coches accidentados.

 

En las grandes ciudades y en las vías principales, el tiempo de respuesta de los servicios de urgencias es relativamente bajo. Desgraciadamente, no puede decirse que sea así en todo el territorio español, y es que, al contrario de lo que sucede en Gran Bretaña (8 min.), Dinamarca (5 min.) o Alemania (12 min.), aquí no hay una ley que establezca un tiempo mínimo de llegada de las emergencias.

 

Por ello, si eres el primero en llegar al lugar de un siniestro, puede suceder que pasen bastantes minutos antes de que llegue la ayuda solicitada. Si es así, mantén la calma y ayuda a los servicios de emergencia facilitándoles toda la información que te pidan.

 

A continuación encontrarás toda una serie de recomendaciones para actuar en un accidente de tráfico basadas en el protocolo más básico de la regla PAS (Proteger, Alertar y Socorrer)

1. No sacar al herido del vehículo

No intentes jamás sacar a un herido del interior de un vehículo, a menos que dentro haya unincendio.

 

Si hay derrame de combustible, no te precipites: tápalo con arena, apaga el contacto y desconecta la batería. Intenta que se detenga el menor número de conductores posibles y que la vía permanezca despejada para que la ayuda llegue pronto.

 

2. Lleva un botiquín

El botiquín es un elemento necesario que requiere una revisión periódica, porque todo lo que contiene caduca. Si tienes uno solo para llevar en el coche, procura que incluya todo lo que indica esta lista.

• Guantes
• Algodón
• Compresas, vendas y gasas estériles
• Botella de agua
• Linterna
• Aspirinas
• Manta
• Pomada con antibiótico
• Goma elástica

 

3. Proteger a los demás y a uno mismo de otro accidente

Como conductor, sobre todo si eres el primero en llegar al lugar de un accidente, tienes laobligación de prestar auxilio. Sin embargo, lo primero que debes tener en cuenta es que la carretera es un escenario muy peligroso, así que, antes de atender a los posibles heridos, es necesario asegurar el lugar para que no se produzca otro accidente.

 

No te bajes del coche sin llevar el chaleco (sin él, de noche, eres literalmente invisible para los demás conductores) y comprobar cuál es el estado de la vía. Aunque tu intención sea ayudar, mucha gente ha muerto atropellada en estas situaciones por falta de cautela y por la llamada visión de túnel, que se produce cuando centramos nuestra atención en una sola cosa.

 

Si es posible, estaciona tu vehículo fuera de la calzada o en el arcén. Señaliza la situación del mismo con los triángulos de emergencia y, si es de noche, deja las luces del coche encendidasy, además, pon la señal de peligro.

 

actuar ante un accidente de tráfico - señalizar

 

Para colocar los triángulos, muévete con cautela por el arcén y, si se trata de una vía de doble sentido, coloca también uno por delante de tu vehículo a 50 metros de distancia. Si hayfallecidos, procura en lo posible no alterar las pruebas del siniestro.

 

Casos particulares en la colocación de los triángulos

 

Una curva, un cambio de rasante, una señal o un cartel publicitario pueden impedir la función del triángulo. Ésta, al contrario de lo que muchos piensan, no es evitar la multa que pueden ponerte por no usarlo, sino salvarte la vida. El triángulo debe colocarse siempre antes de cualquier obstáculo que entorpezca su visión a, como mínimo, 100 metros de distancia.

 

 

Si estás en un cambio de rasante, retrasa la posición del triángulo lo necesario hasta que sea visible a 100 metros mínimo

 

4. Alertar a los servicios de emergencia

Cuando hayas asegurado la escena y hayas realizado el primer diagnóstico de la situación,debes llamar inmediatamente a los servicios de emergencias.

No pierdas tiempo en pensar a quién, puesto que en cualquiera de los servicios iniciarán el protocolo de actuación.

Es fundamental que des tu nombre y número de teléfono porque, seguramente, necesitarán estar en contacto contigo para conocer el diagnóstico y la evolución de los posibles heridos.

Pero, mucho más importante todavía, es que la información que des se ajuste la realidad del accidente.

Mantén la calma, muchos de los que llaman a emergencias, aun con la mejor voluntad del mundo, exageran por el nerviosismo que producen estas situaciones o para tratar de que la ayuda llegue cuanto antes. Ten en cuenta que quien está al otro lado del teléfono es un profesional que, al igual que tú, sólo quiere ayudar. No te agobies ni te enfades ante el montón de preguntas que, a buen seguro, te van a hacer porque, hasta que llegue la ayuda, tú eres sus ojos y sus oídos.

 

Teléfonos de interés

 

Emergencias toda España: 112
Guardia Civil: 062
Policía Nacional: 091
Policía Local: 092
Mossos (Cataluña): 088
Ertzaintza (Euskadi): 945 282020

 

 

 

Qué debes saber antes de llamar

 

¤ Dónde te encuentras: nombre y punto de la vía
¤ El número de vehículos implicados y su situación
¤ Si hay alguien atrapado en el interior de un coche
¤ Si hay sustancias peligrosas comprometidas
¤ El número y el estado de los heridos
¤ Tiempo pasado desde el accidente (si lo sabes)
¤ Número de implicados (aunque parezcan estar bien)

 

5. Socorrer a los heridos

Tras asegurar la zona y, si hay heridos, debes proceder a evaluar su estado.

Lo primero es ver si está consciente; si no te contesta, prueba a realizar estímulos dolorosos de menor a mayor intensidad. Recuerda esta regla mnemotécnica: AVDN (alerta, verbal, dolor, no responde), que sirve para valorar la gravedad del herido y, además, su evolución si, por ejemplo, disminuye su nivel o pierde la consciencia, lo cual puede indicar que padece lesiones internas.

 

 

Desde el principio y tras cualquier maniobra, la respiración debe verse, oírse y sentirse.

 

 

6. Comprobar los signos vitales del herido

 

6.1. Comprobar la respiración

 

Asegúrate de que no tenga objetos alojados en la boca o garganta.

Si el herido está inconsciente y no respira, realiza la maniobra frente-mentón; si respira, revisa la frecuencia respiratoria, si utiliza la musculatura del cuello en lugar de la del pecho y si existe simetría torácica (un hundimiento puede indicar un neumotórax).

 

6.2. Medir el pulso

 

Mide el pulso carotídeo, no uses nunca el dedo pulgar sino los dedos índice, medio y anular.

 

 

El pulso se comprueba con tres dedos sobre arteria carótida.

 

6.3. Comprobar la pérdida de sensibilidad

 

Si el herido está consciente, comprueba si sufre pérdida de sensibilidad o de movilidad en las extremidades a la vez que miras, si dispones de una linterna, el tamaño y la reacción de las pupilas a la luz. No debes tomarte nunca más de 10 segundos en realizar cada una de estas comprobaciones, es decir, unos 30 o 40 segundos totales para evaluar a cada herido.

 

7. Posición de defensa

Salvo que haya un riesgo cierto de muerte, no muevas jamás a un herido ni le quites el casco a un motorista. De lo contrario, lo que podría haber sido una lesión vertebral, que se habría recuperado casi por completo, puede convertirse en una lesión medular con una parálisis de por vida o, incluso, la muerte.

No proporciones agua ni medicinas a los heridos. Al llegar al escenario del accidente, evalúa y atiende según la gravedad de los afectados teniendo en cuenta que, habitualmente, quien más grita es el menos grave.

 

 

Ante una hemorragia interna, colócalo como en la imagen superior para que la sangre siga llegando al cerebro.

 

 

Evita hacer andar a los accidentados, aflójales las prendas que les molesten, sobre todo, pararespirar. Si el herido no puede moverse, aunque haga calor, tápalo con una manta o con lo que tengas más a mano porque, después de un trauma, se pierde el calor corporal con mucha rapidez.

 

7.1.Pasos a seguir en la posición de defensa

1) Sólo está boca arriba: levanta la rodilla opuesta a ti y colócale el brazo sobre la parte inferior del pecho

 

2) Atráelo poco a poco pero con firmeza, tirando con una mano de la cadera y, con la otra, del hombro

 

3) Cuando esté tumbado de lado, colócale una mano debajo de la cabeza para que la columna esté alineada con el suelo

 

8. Reanimación cardiopulmonar (RCP)

 

Esta maniobra se realiza para restablecer la respiración y el bombeo de sangre desde el corazón cuando estos, por el motivo que sea, se han visto interrumpidos. Debe realizarse desde el mismo instante en que el herido sufra la supresión de estas funciones y de manera ininterrumpida, no pares hasta que los sanitarios se hagan cargo del accidentado.

 

Coloca al herido boca arriba para realizar las dos insuflaciones de rescate, que servirán para ver si vuelve a respirar por sí mismo o tiene un objeto alojado en la garganta, en cuyo caso, tratando de mover su cabeza lo menos posible.

 

Si, además de no respirar, no tiene pulso y no oyes los latidos en su pecho, debes comenzar con el masaje cardíaco. Debes realizar presiones firmes de arriba a abajo. Cuando termines cada movimiento, suprime la presión para que la caja torácica recobre su posición original y el corazón se llene de sangre.

 

Si cuentas con ayuda, la otra persona puede comprobar el pulso carotídeo cada 2 minutos. El ritmo más adecuado, si se trata de un adulto, es unas 100 compresiones por minuto. Tanto si realizas ambas maniobras solo o acompañado, la frecuencia debe ser de 30 compresiones por cada 2 insuflaciones.

 

1) Coloca una mano sobre la frente y otra sobre el mentón; empuja hacia abajo la frente y hacia atrás el mentón.

 

2) Sin mover las manos de su posición, inspira profundamente, aplica la boca a la de la víctima y sopla con fuerza.

 

3) Para hacer un masaje cardíaco, sitúate de rodillas junto al herido y coloca así las manos, o una sobre otra, aplícalo en la zona central del pecho, en la línea que une los pezones.

 

4) Las compresiones deben realizarse sin miedo y con fuerza; para que estén bien hechas, la mano debe hundirse entre 4 y 5 centímetros a un ritmo de 100 compresiones por minuto

 

 

9. Cómo actuar en un accidente de tráfico si hay una hemorragia

Las hemorragias que no sangren mucho deben tratarse con una simple y continua presión sobre la zona afectada, a ser posible, con una gasa o pañuelo estéril. Si el accidentado presenta una herida en el abdomen, colócalo boca arriba con las piernas flexionadas y tapa la herida, haciendo presión sobre la misma. Si presenta salida de vísceras, no intentes recolocarlas, tapa la herida con un paño limpio y húmedo. No intentes extraer ningún objeto que tenga clavado, si hubiera alguna arteria seccionada, se desangraría en pocos minutos.

 

Eleva la zona que presente una hemorragia y presiona con fuerza para detenerla.

 

Si la herida es profunda y sangra abundantemente, el torniquete debe ser la última opción. Se trata de una maniobra muy peligrosa que no debe prolongarse durante más de 35 minutos y que puede producir sepsis o gangrena, incluso cuando se realiza correctamente. Si decidieras hacerlo, jamás aflojes el torniquete para ver si ha parado la hemorragia. Lo mejor en estas situaciones es realizar un vendaje compresivo, elevar la zona y ocluir con la mano la arteria que irrigue la zona, si se puede. Nunca des de comer ni de beber a alguien en esta situación.

 

Si es abundante, haz un vendaje compresivo y presiona herida y la arteria que irriga la zona

 

10. Inmovilizar fracturas

Las fracturas, sobre todo en extremidades, se detectan fácilmente porque impiden la función del miembro afectado y generan dolor a la víctima. Para inmovilizarlas puedes improvisar con una rama, una tabla, revistas o los triángulos, y sujetarlas con vendas, tiras de sábanas, pañuelos, cinturones o una cuerda.

Si la fractura se ha producido en las costillas procura no mover al accidentado. Si sospechas de una lesión en columna, no lo muevas bajo ningún concepto.

 

 

De este modo puedes, con los triángulos del coche y dos cinturones, inmovilizar un miembro roto bien sea una pierna o un brazo. El brazo también puede atarse al pecho a modo de cabestrillo con un pañuelo largo

 

 

11. Primeros auxilios ante quemaduras

 

La gravedad de las quemaduras depende del grado pero también de la extensión, posibles infecciones o de la fragilidad del afectado. Sea cual sea, el tratamiento es siempre el mismo:

◊ Eliminar la causa de la quemadura
Enfriar con agua fría (entre 10 ºC y 20 ºC), durante 10 o 15 minutos, salvo que la superficie quemada sea superior al 10% del cuerpo, ya que en ese caso puede producirse una hipotermia.
◊ Cubrir la superficie quemada con un trapo o gasa estéril.
◊ Cubre al herido y colócalo de manera que la quemadura esté lo menos en contacto posible con cualquier superficie.

 

 

Estos son los principales consejos para actuar ante un accidente de tráfico. A continuación, te dejamos con una entrevistas a Rubén Zafra, técnico auxiliar en transporte sanitario del SAMUR (Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia)