ambunort es una empresa de servicios sanitarios; gestión y transporte sanitario en el norte de córdoba, sitio web www.ambunort.com niños – Ambunort, S.L.

Primeros Auxilios, la escala de Glasgow

  • 0
escala-coma-glasgow-score-netter-yosedemedicina

Primeros Auxilios, la escala de Glasgow

escala-coma-glasgow-score-netter-yosedemedicina

Hoy queremos hablaros sobre los primeros auxilios para conocer un poco mas en profundidad que son y como deben aplicarse o cómo debemos reaccionar ante determinadas situaciones.

Vamos a emplear contando esto de la escala de Glasgow que no es mas que una escala de valoración que se suele emplear para determinar el grado de conciencia de una persona cuando se presupone que ha recibido un traumatismo, generalmente cráneo-encefálico. Con ella examinaremos la capacidad neurológica del momento y la evolución que pueda ir surgiendo.

Los parámetros que vamos a evaluar con esta escala son:

  • La apertura de ojos: teniendo una puntuación de 4 si es espontánea, 3 si es a la voz, 2 al dolor y 1 si no hay apertura
  • Respuesta verbal: donde 5 es que está orientado, 4 confuso,3 obtenemos una respuesta inapropiada, 2 respuesta incomprensible, 1 si no tenemos respuesta.
  • Respuesta motora: si responde a las ordenes entonces le puntuaremos con un 6, si sabe localizar el dolor con un 5, si se retira ante el dolor un 4, si realiza una flexión inapropiada 3, si hay extensión daremos un 2 y si no hay ninguna respuesta un 1.

Sumaremos la puntuación de cada parámetro y con este dato podremos dar una evaluación primaria del paciente siendo la categoría Glasgow leve la que esta entre 14-15 puntos, la media de 9 -13 puntos y grave siendo de 8 o inferior.

Como se pueden dar casos de accidentes en niños o bebes donde la respuesta no suele ser igual hay escalas adaptadas para este tipo de pacientes.

En Ambunort contamos con personal altamente cualificado y enseñado para dar el mejor soporte al enfermo en su recogida y traslado al hospital.

Si tiene dudas contacte con nosotros aqui:

OFICINA CENTRAL

Dirección: Polígono Los Pinos, 33
Localidad: Peñarroya-Pueblonuevo
Código Postal: 14200
Provincia: Córdoba
País: España
Teléfono: 957 57 04 66
Teléfono 2: 957 56 02 34
Fax: 957 56 70 86
Correo electrónico: ambulancia@ambunort.com
Contacto: Juan Pablo Bravo Naranjo

DELEGACIÓN (Departamento de Tráfico)

Dirección: Polígono Romero de Torres, Naves 13 – 14
Localidad: Hinojosa del Duque
Código Postal: 14270
Provincia: Córdoba
País: España
Teléfono:  957 57 04 66
Teléfono 2:  902 88 54 01
Fax: 902 88 54 02
Correo electrónico: trafico@ambunort.com
Contacto: Antonio Muñoz Barbancho


  • 0
nina-mar-olas

Corte de digestión, ¿mito o realidad?

Siguiendo con las recomendaciones y a riesgos de ser pesados, no podíamos dejar pasar este tema y aunque sea el ultimo de estos post, no por ello será el menos importante.

nadar_corte_digestion

Todo el mundo se ha visto obligado a esperar dos horas eternas para volver a bañarse después de comer en la playa, normalmente debido a las amenazas de los padres con los temibles peligros de padecer un corte de digestión. Sin embargo, ¿qué es exactamente esta crisis que puede llevar incluso a una persona a ahogarse si la sufre durante un baño?

De los 359.000 casos de ahogamiento que según la Organización Mundial de la Salud se producen al año en el mundo no hay ninguno  directamente causado por un corte de digestión. Y es que el comúnmente llamado corte de digestión se refiere más bien a los síntomas digestivos que tienen lugar al producirse un choque térmico. “Cuando una persona se introduce en agua fría, muy rápidamente, en especial después de una comida copiosa, puede sufrir un mareo, náuseas o malestar”, aclara Irene Bretón, del área de nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). Sin embargo, según los expertos la denominación de estos síntomas como corte de digestión es incorrecta, porque no se produce una interrupción de las funciones digestivas.

“El nombre correcto es síndrome por inmersión o hidrocución. Cuando el cuerpo entra en contacto con agua fría, se producen unos cambios en la presión arterial y en la frecuencia cardiaca, que dan lugar a síntomas como malestar general, náuseas o debilidad. La disminución de la presión arterial puede producir incluso pérdida de conocimiento o un infarto. Si la persona está en el agua, se puede ahogar”, expone la experta. El riesgo de padecer estos síntomas ante un cambio brusco de temperatura tras la ingesta de una comida es mayor en personas mayores o que toman alguna medicación, no tanto en los niños.

Por lo tanto, aunque puede que los padres exageren en sus precauciones ante los peligros de este síndrome, lo cierto es que, aunque esté incorrectamente denominado, los prejuicios que puede causar son una realidad.

¿Cómo prevenir un corte de digestión?

Según Irene Bretón, la medida más sencilla para prevenir los síntomas causados por los choques términos esevitar  bañarse o nadar en agua fría después de comer y, sobre todo, en caso de que existan factores de riesgo que puedan propiciar este cuadro, como comidas copiosas, temperaturas extremas o antecedentes médicos de riesgo.

Asimismo, es de gran importancia aprender a reconocer los síntomas de manera precoz, antes de que la caída de la tensión arterial tenga consecuencias graves. “Si una persona nota malestar o náuseas al entrar en el agua, es conveniente que salga y permanezca en reposo, mejor con las piernas en alto”, aconseja la especialista en endocrinología y nutrición. Además Bretón hace énfasis en la importancia de la ayuda sanitaria precoz, pues los casos graves requieren una intervención urgente con un protocolo específico.

 

Cómo evitar el mal llamado ‘corte de digestión’

nina-mar-olas

Cuando una persona se introduce en agua fría de forma rápida, sobre todo después de una comida abundante, puede sufrir mareos, náuseas y cierto malestar. En algunos casos, la disminución de la presión arterial produce incluso pérdida de conocimiento, que puede tener consecuencias fatales si la persona está dentro del agua. Este riesgo es real; sin embargo, el nombre que popularmente se ha dado a estos síntomas no es correcto. El mal denominado “corte de digestión” con el que los padres atemorizan a sus hijos cada verano es realidad un “síndrome por inmersión” o hidrocución, un síncope que no tiene nada que ver con la interrupción de las funciones digestivas pero que puede resultar igualmente muy peligroso. Estos son algunos consejos para evitarlo:

  • Procurar no bañarse después de comer. Como decían nuestro padres, es recomendable esperar entre 2 y 3 horas antes de entrar al agua y hacerlo de forma progresiva. Se aconseja además realizar comidas ligeras antes de sumergirse en la playa o en la piscina.
  • Es aconsejable mojarse antes de entrar al agua. Acostumbrar el cuerpo a la temperatura del agua es un proceso lento y progresivo. Si se siente mucho frío, hay que salir del agua inmediatamente.
  • Evitar nadar después de la ingesta de comida. Aunque el esfuerzo físico no interfiere en el funcionamiento del proceso digestivo, se ha descrito un reflejo gastrocoronario consistente en la constricción de las arterias que riegan el corazón al aumentar la presión en el interior del estómago. Si bien las personas sanas pueden nadar después de comer sin ningún peligro, es mejor guardar las precauciones debidas.
  • Tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Esta recomendación deben tenerla en cuenta en especial las personas mayores o con enfermedades cardiovasculares, ya que son más propensas a sufrir enfriamiento o hidrocución (parada cardiaca y respiratoria por inmersión en el agua fría).
  • Nadar en zonas vigiladas y con medidas de seguridad. Si se nada en la playa, es aconsejable hacerlo siempre en zonas vigiladas por socorristas y observar las banderas. La bandera roja significa playa cerrada a bañistas, la amarilla indica precaución y la verde, mar calma. Evita alejarte de la costa y nada siempre paralelamente a ella.

 

piscina-cortes-digestion-efe--644x362

 

El síncope de hidrocución o corte de digestión consiste en la pérdida súbita de conocimiento. Aunque los síntomas de este trastorno no suelen revestir gravedad, en algunos casos cabe la posibilidad de que el afectado sufra un shock, como le ocurrió a Óscar García Junyent, jugador del Enpanyol, en un partido contra el Numancia en enero de 2001. En un momento del encuentro, el futbolista cayó desplomado al suelo sin haber tenido contacto con ningún jugador. En estas situaciones, es de vital importancia una rápida actuación, toda vez que puede producirse una parada respiratoria al obstruir la lengua las vías respiratorias como consecuencia de la pérdida de consciencia.

“Los primeros auxilios han de ir encaminados a restablecer la vía aérea, siendo el tratamiento más adecuado la utilización de una cánula de tipo Mayo o tubo de Guedel, para posteriormente ventilar con un balón de oxígeno”, explicaba a África López, médico del Centro de Deportistas de Alto Rendimiento (CAR) tras aquel suceso. Esta cánula es un tubo de plástico en forma de ‘S’ que desplaza la lengua y permite que entre el aire insuflado con el balón. Esta técnica de auxilio, fue la utilizada por el doctor Salvador Oliveras, jefe de los servicios médicos del Espanyol y evitó la asfixia del jugador.

Una vez aplicadas estas medidas de urgencia, Óscar García fue trasladado en ambulancia al Hospital Clínico de Barcelona y recuperó la consciencia antes de llegar al centro. No obstante, en opinión de la experta, si el paciente no retoma la consciencia y no remite el shock, “se requiere la utilización de las técnicas de reanimación cardiopulmonar y sería aconsejable la intervención de una UVI móvil”.

“La causa más frecuente de este síncope suele ser una inmersión brusca en el agua o la realización de un ejercicio físico intenso”, afirmaba la experta. “Los deportistas con tendencia a una frecuencia cardíaca baja tienen más posibilidades de sufrir estos síncopes”, añade. Pero también las personas mayores o los pacientes sometidos a algún tipo de tratamiento.

En caso de sufrir un síncope de hidrocución, se corre el riesgo de asfixia toda vez que la lengua empuja la epiglotis y el esófago queda obstruido. De esta forma el aire no puede circular y se interrumpe la respiración. La parada respiratoria se puede evitar gracias a la aplicación de técnicas de primeros auxilios.

Existen tres técnicas para impedir que alguien se ahogue:

  • Tubo de Guedel: Se separa la lengua, se introduce el tubo de Guedel y se abren las vías respiratorias.
  • Abrir la mandíbula: En ocasiones es necesario abrir la mandíbula, e incluso romperla, para separar la lengua y hacer el boca a boca.
  • Separar la lengua con los dedos: En ocasiones sólo con separar la lengua con los dedos se puede salvar a una persona.

Esperamos que os sirvan estas recomendaciones y paséis un Verano agradable, un saludo desde Ambunort,

 


  • 0
Decalogo-para-evitar-accidentes-en-la-piscina_reference

10 CONSEJOS PARA EVITAR ACCIDENTES EN LA PISCINA CON NIÑOS

Seguimos con las recomendaciones para este verano, hoy nos toca consejos para los mas pequeños de la casa. Decalogo-para-evitar-accidentes-en-la-piscina_reference

 

Con la llegada del verano y las vacaciones escolares, la piscina se convierte en uno de los lugares de disfrute para los más pequeños. Sin embargo, es un espacio de ocio que no está exento de riesgos y posibles incidentes.

Ahogamientos

En España, existen más de un millón de piscinas residenciales y los expertos aseguran que un menor puede ahogarse en menos de 3 minutos en tan solo 20 centímetros de agua, sin que sus padres se percaten del accidente.

No en vano, un tercio de las personas que son hospitalizadas por ahogamientos son menores de 14 años, según el Ministerio de Sanidad Andalucía (17%), la Comunidad Valenciana (17%), Cataluña (14%) y Castilla León (7%) son las comunidades con mayor porcentaje de fallecimientos en niños de menos de 14 años por dicha causa, según el INE.

Prevención

Por ello, es importante mantener una serie de medidas preventivas, que Abrisud resume en un decálogo guía dentro de su Campaña de Seguridad Infantil en la Piscina 2013 y que desde facilisimo.com compartimos contigo.

Un niño nunca debe bañarse solo en una piscina sin la supervisión de un adulto, tiene que respetar las digestiones, recoger los juguetes para que sus amigos no se lancen a por ellos, entrar despacio en el agua para evitar choques térmicos o nadar siempre con chalecos o manguitos homologados.

Estos son algunos de los 10 consejos de seguridad infantil que los padres deben inculcar a sus hijos para que los niños disfruten de manera segura del baño.

Decálogo de consejos para niños

1.- Nunca te bañes solo en la piscina, siempre pide permiso a tus papás o a un adulto.

2.- Báñate siempre con chaleco o manguitos y recuérdales a tus papás que te los pongan antes de entrar en la piscina.

3.- No juegues en bordillos, escaleras o toboganes, porque puedes resbalarte y hacerte mucho daño.

4.- Después de comer, espera un buen rato para hacer la digestión.

5.- Entra despacio en la piscina, para que no te duela la tripa.

6.- Recoge los juguetes del agua para que los más pequeños no se lancen a por ellos.

7.- Avisa a los mayores si ves que un niño se hace daño en la piscina.

8.- Si la piscina está cerrada, no entres sin permiso de tus papás.

9.- Báñate en la parte menos honda, donde siempre hagas pie.

10.- Aprende a nadar desde muy pequeño, como un campeón.


  • 0
19631

Quemaduras solares

 

 

 

 

 

Llega el verano, y en relacion con nuestro post anterior sobre el golpe de calos, queremos hablaros hoy de las quemaduras solares.

19631

Consideraciones

Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer 24 horas o más. Los posibles síntomas incluyen:

  • Piel roja y sensible que está caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen de horas a días después.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.
  • Peladura de la piel en áreas quemadas por el sol varios días después de la quemadura solar.

Los síntomas de la quemadura solar normalmente son temporales. Sin embargo, el daño a las células de la piel con frecuencia es permanente, lo cual puede tener efectos serios a largo plazo, que incluyen cáncer de piel. Cuando la piel empieza a ponerse dolorosa y roja, el daño está hecho. El dolor es peor entre las 6 y 48 horas posteriores a la exposición al sol.

Causas

quemadura solar (2)

La quemadura solar se presenta cuando el grado de exposición al sol o a una fuente de luz ultravioleta excede la capacidad de la melanina para proteger la piel. La melanina es la coloración (pigmento) que protege la piel. Una quemadura solar en una persona con piel muy clara puede ocurrir en menos de 15 minutos de exposición al sol del mediodía, en tanto que una persona con piel oscura puede tolerar la misma exposición por horas.

Tenga en cuenta que:

  • No hay tal cosa del “bronceado saludable”. La exposición al sol sin protección causa envejecimiento prematuro y cáncer de piel.
  • La exposición al sol puede causar quemaduras de primero y segundo grados.
  • El cáncer de piel por lo regular aparece en la adultez. Pero es causado por la exposición al sol y quemaduras solares que empezaron temprano en la niñez.

Factores que hacen más probable la quemadura solar:

  • Los bebés y niños son especialmente sensibles a los efectos quemantes del sol.
  • Las personas de piel clara tienen mayor probabilidad de sufrir una quemadura solar. Pero incluso la piel oscura y negra se puede quemar y debe protegerse.
  • Los rayos del sol son más fuertes durante las horas de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. Los rayos del sol también son más fuertes en las grandes altitudes y latitudes bajas (más cerca de los trópicos). El reflejo del agua, la arena o la nieve puede intensificar los rayos solares que causan quemaduras.
  • Las lámparas de sol pueden causar una quemadura solar grave.
  • Algunas medicinas (tales como el antibiótico doxiciclina) pueden hacer que usted sea más susceptible a las quemaduras solares.
  • Algunas afecciones, como el lupus, pueden hacerlo más sensible al sol.

Cuidados en el hogar

Si usted sufre una quemadura solar:

  • Tome un baño o una ducha fría o coloque trapos frescos y húmedos sobre la quemadura.
  • NO utilice productos que contengan benzocaína o lidocaína. Estos pueden causar alergias en algunas personas y empeorar la quemadura.
  • Si se presentan ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si la piel no presenta ampollas, se puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. NO use mantequilla, vaselina (Vaseline) ni otros productos a base de aceite. Estos pueden bloquear los poros de manera que el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección. NO toque ni arranque la capa superior de las ampollas.
  • Las cremas con vitamina C y E pueden ayudar a limitar el daño a las células de la piel.
  • Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o paracetamol, ayudan a aliviar el dolor causado por la quemadura. NO les dé ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.
  • Las cremas de cortisona pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Se debe usar ropa holgada y de algodón.
  • Beba mucha agua.

Las maneras de prevenir las quemaduras solares incluyen:

  • Utilice un protector solar de espectro amplio con un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o superior. Los protectores solares de espectro amplio protegen tanto de rayos UVB como de rayos UVA.
  • Aplique una cantidad abundante de protector solar para cubrir por completo la piel expuesta. Aplíquelo nuevamente cada 2 horas o con la frecuencia que indique la etiqueta.
  • Aplique protector solar luego de nadar o sudar e incluso en días nublados.
  • Utilice un protector labial que proteja del sol.
  • Utilice un sombrero y otras prendas que lo protejan. La ropa de colores claros es más eficiente para reflejar el sol.
  • Aléjese del sol durante las horas en las que los rayos solares son más intensos, entre las 10 a.m. y las 4 p.m.
  • Utilice gafas de sol con protección de rayos UV.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a un proveedor de atención médica de inmediato si presenta fiebre con la quemadura de sol. Igualmente llame si hay signos de shock, insolación, deshidratación u otras reacciones serias. Estos signos incluyen:

  • Sentir desmayo o mareo
  • Pulso rápido o respiración acelerada
  • Sed extrema, ausencia de gasto urinario u ojos hundidos
  • Piel pálida, pegajosa o fría
  • Náuseas, fiebre, escalofrío o erupción cutánea
  • Ojos que duelen y son sensibles a la luz
  • Ampollas dolorosas e intensas

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor de atención llevará a cabo un examen físico y examinará la piel. A usted se le pueden hacer preguntas acerca de la historia clínica y los síntomas actuales, incluso:

  • ¿Cuándo ocurrió la quemadura solar?
  • ¿Qué tan a menudo presenta quemaduras solares?
  • ¿Tiene ampollas?
  • ¿Qué proporción del cuerpo sufrió quemaduras de sol?
  • ¿Qué medicamentos toma?
  • ¿Usa bloqueador o protector solar? ¿De qué tipo? ¿Qué tan alto?
  • ¿Qué otros síntomas tiene?

Nombres alternativos

Quemadura por el sol; Eritema solar

Recuerde tener cuidado con el sol y protegerse, desde Ambunort estamos abiertos a cualquier consulta, la que puede hacernos en nuestra pagina web o en nuestra pagina de Facebook 

Referencias

Krakowski AC, Kaplan LA. Exposure to radiation from the sun. In: Auerbach PS, ed. Wilderness Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap. 14.

Lim HW, Hawk JLM. Photodermatologic disorders. In: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, eds.Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 87.


  • 0
Termometro-grados-centro-Cordoba_ECDIMA20140603_0012_17

Cómo evitar los golpes de calor

La subida de los termómetros obliga a ser precavidos, sobre todo con los grupos de riesgo. El golpe de calor amenaza principalmente a las personas mayores, los niños y los enfermos crónicos. Conozca siete consejos para evitar sustos en los próximos meses de verano con las altas temperaturas.

Termometro-grados-centro-Cordoba_ECDIMA20140603_0012_17

Un golpe de calor es el aumento de la temperatura del cuerpo por una exposición prolongada al sol (insolación clásica) o por realizar ejercicios en ambientes calurosos o con poca ventilación) al punto que el organismo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento.

En estas situaciones el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura por los mecanismos habituales como la sudoración. Puede presentarse en el momento o después de varios días de alta temperatura.

¿Cuáles son los síntomas que aparecen?

Dentro del Plan Nacional de Prevención de Altas Temperaturas, el Ministerio de Sanidad ofrece de manera gratuita un servicio de información diario de temperaturas y niveles de riesgo a través del correo electrónico y del teléfono móvil.

Los mensajes se reciben hasta el 30 de septiembre, dándose de alta en su página web. En ellos, los umbrales de temperaturas varían en función de la provincia y el nivel de alerta se establece si se superan esos límites durante varios días.

Mientras, los médicos aconsejan también que es importante estar alerta ante los siguientes síntomas:

– sed intensa y sequedad en la boca
– temperatura mayor a 39º C (medida en la axila)
– sudoración excesiva
– sensación de calor sofocante
– piel seca
– agotamiento, cansancio o debilidad
– mareos o desmayo
– vértigo
– calambres musculares
– agitación
– dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
– dolores de cabeza (sensación de latido u opresión)
– estado de confusión, desorientación, delirio o incluso coma o convulsiones.

Siete consejos para prevenir el golpe de calor

Pero además de conocer los niveles de calor y los primeros síntomas que aparecen, en verano resulta esencial poner en marcha una serie de medidas preventivas que impidan sufrir los efectos perjudiciales del sol. Estas son algunas de las recomendaciones que destaca la Agencia Estatal de Meteorología:

1) Lo que se puede comer y beber para refrescarse y lo que no:

– Beber agua frecuentemente sin esperar a tener sed y asegurarse de que niños y ancianos también lo hagan.

– Ingerir comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos…).

– Si su médico le limita habitualmente la ingesta de líquidos o le ha indicado un tratamiento diurético, consulte con el mismo la cantidad que debería beber los días de calor.

– No abusar de los líquidos que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar.

– Evitar el alcohol.

2) Protegerse de la exposición directa al sol, sobre todo en las horas centrales del día:

– Cubrirse la cabeza.

– Cuidar la piel con protectores solares adecuados.

– Utilizar gafas con filtros ultravioletas.

– Usar ropa clara, ligera, holgada y que deje transpirar.

3) Evitar los esfuerzos físicos en las horas de más calor:

– Si se pretende realizar algún deporte es aconsejable limitarlo a las primeras horas de la mañana o al atardecer.

– Tras la actividad, reponer los líquidos de forma adecuada.

4) Bajar las persianas cuando el sol incida directamente sobre las ventanas:

– Enfriar el ambiente con ventiladores y sistemas de refrigeración, siempre con un uso racional.

– Refrescarse con una ducha o simplemente mojándose cada vez que se necesite.

– Permanecer el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

5) Mantener las medicinas en lugar fresco:

– El calor puede alterar su composición y su efecto.

6) No dejar a nadie en un vehículo estacionado, cerrado y sin ventilación:

– Especialmente niños, ancianos o enfermos crónicos.

7) ¿Cómo actuar ante un golpe de calor?:

– Pedir ayuda y permanecer en un sitio fresco.

– Enfriar el cuerpo poniendo paños de agua fría, mediante una ducha o envolviendo a la persona afectada con una sábana mojada.

Desde Ambunort os deseamos un Feliz verano, y que adopteis las medidad oportunas para tener un verano agradable y sin sobresaltos.


  • 0
nino-enchufe-plancha-p

Guia de prevención de accidentes infantiles en el hogar

Hoy en nuestra sección de noticias os ofrecemos una guía para la prevención de accidentes domésticos en especial con los niños

Cómo prevenir los accidentes domésticos

Es en el hogar, donde la familia suele pasar la mayor parte de tiempo a lo largo de su vida, y es allí donde también existen posibilidades de que surja algún accidente doméstico de cualquier tipo. Aunque todos los miembros de la familia tienen las mismas posibilidades de sufrir un accidente, son los niños los que los sufren con mayor frecuencia. La edad y su situación en la vida les convierte por su ignorancia, despreocupación, debilidad y características mentales, en los más indefensos y vulnerables.

Los niños no paran y hay que tener muchísimo cuidado, cualquier cosa puede ser peligrosa para ellos. Por ese motivo poner en marcha planes de seguridad en el hogares fundamental para la seguridad de los niños. ¡Todo es poco para el cuidado de los más pequeños!. Las estadísticas demuestran que es en los hogares, donde niños y niñas de hasta 4 años sufren los accidentes en mayor medida. Los más frecuentes son las caídas, los golpes, cortes, quemaduras y ahogamientos. Los accidentes en los hogares constituyen uno de los puntos álgidos para los niños.

Los accidentes domésticos de los niños

nino-enchufe-plancha-p

Diversos estudios reflejan que en los accidentes domésticos sufridos por los niños, sus causas, por orden de incidencia, son las siguientes: quemaduras, cortes, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos, descargas eléctricas, atropellos, accidentes de tráfico, pueden y deben ser evitados, si los padres y cuidadores actúan adecuadamente.

Hay que enseñar a los niños acerca de los peligros y tratar de evitar que los juegos se transformen en un juego mortal. Hay que impedir a toda costa de evitar los accidentes infantiles. Guiainfantil facilita algunos consejos para prevenir los accidentes en el hogar que, pueden ser, además, válidos para toda la familia:

Cómo evitar caídas en los niños

– Hay que mantener el suelo libre de obstáculos.
– Evitar las superficies resbaladizas.
– Utilizar alfombras o pegatinas antideslizantes en la bañera.
– Asegurar que las escaleras de acceso a la vivienda tengan barandilla y dispongan de pasamanos en todos sus tramos.
– Proteger las ventanas que se estén a menos de 1 metro del suelo con barandillas, rejas, barrotes, etc.
– Disponer de un sistema de bloqueo que impida la apertura de puertas, balcones, ventanas, etc.
– Fijar las estanterías firmemente a la pared.
– No permitir que los niños suban sobre muebles y permanezcan de pie en ellos.

Para evitar intoxicaciones, alergias e irritaciones infantiles

– Guardar los medicamentos, productos de limpieza e insecticidas y productos de jardinería en lugar seguro, manteniéndolos fuera del alcance de los niños.
– No almacenar conjuntamente distintos tipos de productos (alimenticios, tóxicos, etc.)
– No permanecer en habitaciones tratadas con insecticidas hasta transcurrido un tiempo prudencial.
– No permanecer en las habitaciones recién pintadas o barnizadas hasta que desaparezca el olor del disolvente.
– Evitar el empleo de estufas o braseros en los dormitorios.
– Cerrar la llave del paso al finalizar la utilización del gas y siempre por la noche.

Para evitar quemaduras de los niños

– Evitar las salpicaduras al cocinar, usando las tapaderas pertinentes, mientras se cocinan los alimentos.
– Los mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no deben sobresalir del mueble de cocina.
– Alejar a los niños de la cocina y zona de planchar.
– Situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños.
– Impedir que los niños jueguen con cerillas y mecheros.

Para evitar incendios en el hogar

– No dejar nada cocinando en el fuego ni aparatos eléctricos de gran consumo en marcha cada vez que se salga de casa.
– Limpiar periódicamente los filtros de la campana extractora de la cocina.
– Evitar las corrientes de aire en la cocina que pudieran apagar el gas.
– Revisar periódicamente la chimenea y caldera de calefacción.

Para evitar descargas eléctricas en los niños

– No conectar aparatos que se hayan mojado.
– No usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzo, aún cuando el suelo esté seco.
– No tener estufas eléctricas, tomas de corriente ni otros aparatos eléctricos al alcance de la mano en el cuarto de baño y a menos de 1 metro del borde de la bañera.
– Utilizar enchufes giratorios o de enclavamiento profundo para proteger a los niños.
– Ante cualquier reparación o manipulación de la instalación eléctrica, es recomendable desconectar el interruptor general situado normalmente en el cuadro general y asegurarse de la ausencia de tensión.

Para evitar heridas

– Hay que tratar de mantener fuera del alcance de los niños, aquellos objetos que presenten superficies o aristas vivas (cuchillos, aspas de ventilador, trituradora, cuchillas de afeitar, agujas de coser o de punto, tijeras, etc.).
– Colocar las herramientas en cajones con las puntas o elementos cortantes hacia dentro.
– Revisar y eliminar platos y vasos rotos.
– Situar las plantas punzantes en lugares visibles y fuera del alcance de los niños.